El problema no es cuándo se saldrá de la recesión, sino salir lo antes posible: Conte
Giuseppe Conte. Foto de EFE

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, advirtió que la Unión Europea (UE) está cerca a un punto de no retorno en lo referente a la confianza de sus ciudadanos ante la crisis del coronavirus COVID-19, del cual se debe “salir lo antes posible”.

En entrevista para El País, Conte afirmó que Italia se encuentra en “la fase más aguda”, por lo que es dificil hacer “previsiones exactas”.

“Los expertos son prudentes todavía, pero es razonable pensar que estamos cerca del pico. El sábado superamos las 10 mil víctimas y eso nos hiere profundamente y debe alertar a la comunidad internacional. Pero al mismo tiempo, también tuvimos ayer el número récord de curados: mil 434″, dijo.

El primer ministro señaló que algunos países europeos aún no se dan cuenta de las restricciones económicas que producirá la emergencia por el COVID-19, pues pese a que Italia y España son los más expuestos, en algún momento todos lo estarán.

“Los números, desgraciadamente, aumentan en todos los países y es una emergencia sanitaria y económica que afecta a toda la UE. Pero además esos países razonan con una mirada vieja, antigua. Una óptica inadecuada para esta crisis. Esto es un choque simétrico que afecta a todos y es excepcional, como ha subrayado de forma acertada el presidente Pedro Sánchez. Por eso hay que responder con una reacción fuerte y unitaria, que recurra a instrumentos extraordinarios”, apuntó.

Agregó que para este escenario Italia ha propuesto, además de la creación de eurobonos para afrontar la crisis, el ‘Plan de Recuperación Europea y Reinversión‘, con el que se pretende apoyar a toda la economía europea.

Conte afirmó que “el problema no es cuándo se saldrá de esta recesión, sino salir lo antes posible. El tiempo es clave, hay una urgencia máxima”, por lo que se debe introducir “una herramienta de deuda común europea” que permita paliar la crisis por el coronavirus y relanzar la economía.

Indicó que Italia no pide compartir su deuda pública acumulada, pues pese a todo el país estaba teniendo un gran comportamiento, pero si exige que la UE “sea capaz de asestar un golpe unitario para salir de este tsunami económico y social”.

“Si la UE no está a la altura de su vocación y de su papel en esta situación histórica, ¿los ciudadanos tendrán más confianza en ella o la perderán definitivamente?”, cuestionó.

Sobre si Europa recuperará el espacio social, económico y de fronteras compartido tras la crisis por el COVID-19, Conte aseguró que trabaja para ello.

“El número de desocupados que habrá después de este tsunami, por ejemplo, será muy alto. Debemos poder llevar a cabo una reconstrucción ante este panorama”, aseveró.

Este fin de semana, el primer ministro anunció que anticipará 4 mil 300 millones de euros a los ayuntamientos y destinará otros 400 millones para que los municipios los dediquen a ayudar con cheques para la compra a las personas que debido a la pandemia de coronavirus están sufriendo problemas económicos.

Las muertes en Italia por coronavirus alcanzaron ayer los 10 mil 779, lo que supone 756 muertes en las últimas 24 horas y se registró un pequeño aumento de los contagiados y la preocupación se traslada ahora al sur del país, donde el impacto económico puede ser más grave y terreno fértil para las mafias.

Con información de López-Dóriga Digital