Foto de Vatican Insider

El papa Francisco se reúne con mujeres divorciadas en el Vaticano

El papa pidió a las mujeres servir de ejemplo a aquellas familias en crisis y les insistió que no tenemos la vocación de permanecer heridos


Netlog

El papa Francisco extendió este martes un abrazo de apoyo a las madres separadas y solteras, las cuales acudieron acudieron a pedirle un lugar en la Iglesia, que históricamente les ha dado la espalda. En una reunión en el Vaticano, el pontífice escuchó sus historias durante 95 minutos, e incluso les dio consejos para sus vidas.

Las mujeres llegaron a Roma desde la Arquidiócesis de Toledo, en España, a petición del propio Francisco. Sin embargo, la noticia pasó casi desapercibida, tanto para los medios como para la propia Iglesia Católica.

De acuerdo con las participantes, la reunión se gestó desde el mes de abril, cuando el arzobispo de Toledo le entregó una carta al papa donde las mujeres le narraban su experiencia en dicha comunidad. Le comentaron que se reúnen cada mes en una parroquia, donde ademas de rezar suelen reunirse para tratar temas de interés del grupo.

 

Foto de Vatican Insider

 

Francisco en persona leyó la carta en persona y se interesó en ellas, hasta el punto de que pidió verlas en una audiencia privada, en la cual también hubo una sesión de preguntas y respuestas. “Se ha tratado de una experiencia genial donde hemos encontrado a un padre que nos ha escuchado con cariño y con una sencillez absoluta. Papa nos ha insistido en que desde el amor hemos de educar a nuestros hijos a amar y respetar a todo el mundo y que hemos de rezar por nuestros exmaridos”, comentó una de las asistentes.

Al preguntarle al papa como educar a sus hijos sin hablar mal del padre, este les respondió a las madres solteras que lo mejor es “que nunca utilicemos a los niños como arma de combate. Que no intentemos barrer para casa poniendo a caldo al otro. Que había que predicar con el ejemplo y que todo hay que hacerlo con mucho amor”.

Otra participante añadió que el pontífice las invitó a ayudar a otros matrimonios en crisis, de manera que no vivan la misma situación que vivieron ellas. “El santo padre nos ha insistido en que, con nuestra experiencia, podemos ayudar a los separados a vivir este sufrimiento y, sobre todo, nos ha remarcado insistentemente que la Iglesia nos arropa y abraza”.

Mientras tanto, Miguel Garrigós, delegado de familia y vida de la diócesis de Toledo, comentó sobre la reunión que “el Papa nos ha insistido en que no tenemos vocación de permanecer heridos. Hemos de acostumbrarnos a vivir con la cicatriz, ya que da dignidad porque ha habido un sufrimiento detrás y nos ha puesto el ejemplo de las arrugas de los ancianos que dignifican a quienes las poseen”.

Indicó que el papa les recomendó leer su exhortación apostólica Amoris Laetitia (La alegría del amor), especialmente su capítulo cuatro, donde escribió que “el perdón es difícil, pero va a la herida y a quién hirió. Es un camino y es una gracia de Dios. Creo que no se puede perdonar sin una gracia de Dios”.

Al final de la reunión las mujeres le entregaron al líder de la Iglesia Católica varias cartas escritas por ella así como dibujos de sus hijos, además de un cuadro y dos libros. A cambio, Francisco les entregó un rosario como agradecimiento por su visita.

Con información de Vatican Insider