Macron defiende gestión de la crisis sanitaria y las vacunas
Emmanuel Macron, presidente de Francia, en el Consejo de Defensa en el Fuerte de Bregancon en Bormes-les-Mimosas. Foto de EFE/ EPA/ ERIC GAILLARD.

El presidente francés, Emmanuel Macron, defendió este miércoles la gestión “democrática” de su Gobierno ante la crisis sanitaria tras las críticas de manifestantes antivacunas y contra el certificado sanitario por “medidas liberticidas”, y alabó también los efectos positivos de la vacunación.

“Al contrario de lo que dicen algunos, que aprovechan esta pandemia para ganar electores, nunca en nuestra historia una crisis de esta amplitud ha sido combatida de forma tan democrática”, dijo el dirigente desde su residencia de vacaciones en el sur, en Brégançon.

Desde allí presidió un Consejo de Defensa sanitario para seguir la situación epidémica en Francia que, según dijo, todavía “no ha quedado atrás”, por lo que hizo un llamamiento al civismo y al sentido del deber.

“Tenemos ante nosotros un escenario de emergencia. Desafortunadamente, nuestras Antillas son la cruel prueba de ello”, afirmó en un contexto de fuerte degradación sanitaria en los territorios de Francia en el Caribe, Martinica y Guadalupe.

Esas zonas son víctimas de un nuevo confinamiento por la saturación de los hospitales y una incidencia que supera los mil 100 positivos por 100 mil habitantes, hasta mil 747 positivos en el caso de Guadalupe.

Macron recalcó que la vacuna ya ha demostrado ser la herramienta más efectiva frente a la variante delta.

En cuanto a la aplicación del certificado sanitario, que entró en vigor este lunes e implica que todos los ciudadanos deben presentar una prueba de vacunación, un test negativo o un documento de haber pasado recientemente el virus para poder entrar a bares o restaurantes, entre otros, dijo que “no había alternativa”.

“Hay quienes se preocupan por el certificado sanitario. Están en su derecho. Pero no olvidemos que hay otras personas, más numerosas pero tal vez más silenciosas, a quienes este pase les tranquiliza”, añadió.

Macron insistió en que se han seguido todos los trámites democráticos para la aplicación de las medidas y que las instituciones democráticas funcionan.

“Hemos hecho públicos todos los datos de los que disponemos. Hemos tomado decisiones, como se espera de quienes presiden y gobiernan. Estas decisiones han seguido después la vía democrática normal, con debates parlamentarios ricos y un control constitucional como debe ser”, zanjó al respecto.

En Francia, el 67.05 por ciento de franceses ya ha recibido al menos una dosis de la vacuna y que el 56.04 por ciento tienen la pauta completa.

El país sumó este martes 68 muertes por coronavirus en hospitales en un día y 28 mil 576 casos, hasta un total de 112 mil 403 fallecimientos desde el inicio de la pandemia y de 6.33 millones de contagios.

Hay además 9 mil 153 pacientes hospitalizados y de este total mil 712 están en unidades de cuidados intensivos, lo que supone un balance neto en un día, entre altas y bajas, de 131 personas más en el primer caso y de 45 en el segundo.

Con información de EFE