EE.UU. defiende retiro de tratado nuclear con Rusia

EE.UU. defiende retiro de tratado nuclear con Rusia - Foto de AFP
Foto de AFP

Estados Unidos también acusó a Rusia de violar "desde hace muchos años" el tratado, algo que Moscú ha negado

El consejero de la Casa Blanca para la Seguridad Nacional, John Bolton, defendió el martes el retiro anunciado por Estados Unidos de un tratado sobre armas nucleares, al finalizar una serie de reuniones de alto nivel en Moscú.
El presidente Donald Trump anunció el sábado su decisión de retirar a su país del tratado de armas nucleares de medio alcance INF (Intermediate Nuclear Forces Treaty), alcanzado durante la Guerra Fría y firmado por el exmandatario Ronald Reegan.
Al final de una serie de “discusiones muy completas y productivas”, entre ellas una reunión de una hora y media con el presidente ruso Vladimir Putin, Bolton justificó esta decisión de Washington al calificar el texto como un “tratado bilateral de la Guerra Fría en un mundo multipolar”.
El consejero estadounidense también apuntó a Corea del Norte y China, que “entre un tercio y la mitad de los misiles se verían afectados por el INF si formara parte” de éste.
Foto de Internet
Estados Unidos también acusó a Rusia de violar “desde hace muchos años” el tratado, algo que Moscú ha negado.
El tratado INF fue firmado en 1987 por el último dirigente de la URSS, Mijaíl Gorbachov, y el presidente estadounidense de entonces, Ronald Reagan.
El gobierno de Trump se queja del despliegue por parte de Moscú del sistema de misiles 9M729, cuyo alcance, según Estados Unidos, supera los 500 km, violando así el texto del INF.
El tratado INF, que suprime el uso de toda una serie de misiles de entre 500 y 5 mil kilómetros de alcance, había acabado con la crisis desatada en los años 1980 por el despliegue de los SS-20 soviéticos con ojivas nucleares en Europa oriental, y misiles estadounidenses Pershing en Europa occidental.
Pero el martes Bolton recalcó que “el tratado es ignorado por los otros países” y aseguró que un retiro estadounidense no tendría consecuencias graves en el sistema de seguridad mundial.
Las reacciones internacionales, por unanimidad, apuntaron en hacer un llamado a Estados Unidos a que permanezca en el tratado INF.
La Unión Europea estimó el lunes que Washington y Moscú “tienen que seguir un diálogo constructivo para preservar ese tratado”, al señalar que es “crucial para la UE y la seguridad mundial”, mientras que Pekín llamó a Estados Unidos a “pensarlo dos veces”.
John Bolton, conocido por sus posiciones firmes en política exterior, se reunió el lunes y martes con varios altos responsables rusos, entre ellos el jefe de la diplomacia Serguéi Lavrov, el ministro de la Defensa, Serguéi Shoigú y el secretario del Consejo de Seguridad Nacional ruso, Nikolai Patruchev.
Según Bolton, estas reuniones se centraron sobre todo en lograr una próxima reunión entre Trump con su homólogo ruso Putin en París al margen de los actos de conmemoración del fin de la Primera Guerra Mundial, el 11 de noviembre.
También discutieron sobre el conflicto en Siria y la interferencia electoral.
“Discutimos nuestra preocupación continua por la injerencia rusa en las elecciones y por qué fue particularmente perjudicial para las relaciones ruso-estadounidenses”, indicó. Bolton agregó que Washington estaba “vigilando las potenciales injerencias” en las elecciones de medio mandato en noviembre.
Según Bolton, es sin embargo “imposible que el resultado (de la elección presidencial de 2016) haya podido resultar impactado” por la supuesta injerencia rusa. “Si quieren hablar de esfuerzos de influencia masiva, miren aquello que hace China. Eso hace pasar a Rusia a un segundo plano“, lanzó.
Putin hizo un llamado a “continuar un diálogo directo“, dijo en su reunión con Bolton, en la cual también pidió “buscar puntos de convergencia” entre Rusia y Estados Unidos.
Donald Trump y Vladimir Putin se reunieron en una primera cumbre bilateral en Helsinki en julio. Entonces, el presidente estadounidense fue muy criticado en su país por haberse mostrado conciliador con su par ruso.
Sobre Siria, Bolton afirmó el martes que quería “evitar una catástrofe humanitaria en Idlib”, último bastión rebelde en el país, bajo amenaza de una ofensiva del régimen de Damasco apoyada militarmente por Rusia.
Con información de AFP
BoltonPutinrusiatratado