Cuba rechaza su exclusión “inaceptable” de la Cumbre de las Américas
Bandera de Cuba. Foto de Miguel Díaz-Canel

El Gobierno de Cuba rechazó su exclusión formal de la Cumbre de las Américas y acusó a EE.UU. de mantener una posición “discriminatoria e inaceptable” con Cuba, Venezuela y Nicaragua.

En una declaración, el Gobierno cubano aseguró que EE.UU., “abusando del privilegio que le otorga su condición de país anfitrión”, excluyó a Cuba, Venezuela y Nicaragua de la cumbre, que entre este lunes y el viernes próximo se desarrolla en Los Ángeles.

Tras semanas de polémica por las invitaciones, EE.UU. anunció que no invitaría al encuentro a representantes de Cuba, Venezuela y  Nicaragua, alegando que no cumplen con los estándares democráticos.

Según Cuba, esta medida es “discriminatoria e inaceptable“, además de “antidemocrática y arbitraria”, y evidencia que en EE.UU. “concibieron y utilizan este mecanismo de diálogo de alto nivel como instrumento de su sistema hegemónico en el hemisferio”.

A su juicio, “no se puede hablar de ‘Las Américas’ sin abarcar a todos los países que integran el hemisferio”.

El Gobierno cubano denunció asimismo las “presiones inmorales, chantajes, amenazas y sucias maniobras de engaño” que asegura que han sufrido por parte de EE.UU. para buscar la asistencia de algunos países de la región que rechazaban las exclusiones.

“Son prácticas habituales del imperialismo que reflejan su desprecio tradicional hacia nuestros países”, señala el comunicado, que pide para el continente “cooperación”, “solidaridad”, “respeto” y “soberanía” en lugar de “exclusión”, “mezquindad”, “arrogancia” y “subordinación”.

Agrega que “Cuba tiene un aval ampliamente reconocido de apoyar y contribuir sin reservas con toda propuesta legítima de soluciones reales y concretas a los problemas más apremiantes” de la región.

El Gobierno cubano agradeció las muestras de apoyo que Cuba, Venezuela y Nicaragua han recibido en los últimos días por parte de países de la región y consideró que EE. UU. “subestimó el apoyo a Cuba en la región”.

La controversia en torno a los excluidos, argumenta el comunicado, ha demostrado a EE.UU. que “su política de hostilidad hacia Cuba, unilateral y universalmente rechazada”, no es una posición consensuada en el hemisferio.

Aquí, Cuba agradeció especialmente su apoyo a los presidentes de México, Bolivia y Honduras, Miguel Díaz-Canel, Luis Arce y Xiomara Castro, respectivamente, así como a los miembros de la Comunidad del Caribe (Caricom).

El Gobierno cubano considera que su exclusión se debe a “la soberbia, el temor a que se escuchen verdades incómodas, el empeño en evitar” que se aborden “temas más urgentes” y “las propias contradicciones” del sistema político estadounidense.

“Tenemos plena confianza también en que los líderes de la región que decidan ir, sabrán fundamentar dignamente que Estados Unidos no puede tratar a nuestros pueblos de la manera en que lo hizo en el siglo XX”, agrega el texto.

Con información de EFE