Condenan a nueve militares chilenos por muerte de Víctor Jara

Foto de La Tercera
Foto de La Tercera

El juez especial de la Corte de Apelaciones de Santiago, Miguel Vázquez, indicó en su fallo que los exuniformados torturaron y dispararon 44 veces contra Jara


La justicia chilena condenó con penas de tres a 15 años de cárcel a nueve militares en retiro como responsables del asesinato del cantautor Víctor Jara, cometido el 16 de septiembre de 1973, informaron fuentes judiciales.

El juez especial para causas de derechos humanos de la Corte de Apelaciones de Santiago, Miguel Vázquez, indicó en su fallo que los exuniformados torturaron y dispararon 44 veces contra Jara, quien fue detenido tras el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

Los nueve miembros en retiro del Ejército también fueron encontrados culpables del homicidio, en las mismas fechas, del entonces director general del Servicio de Prisiones (hoy Gendarmería), Littré Quiroga.

Vázquez condenó a Hugo Sánchez, Raúl Jofré, Edwin Dimter, Nelson Haase, Ernesto Bethke, Juan Jara, Hernán Chacón y Patricio Vásquez a 15 años y un día de prisión como autores de los dos homicidios, y a tres años más por el delito de secuestro simple.

El exuniformado Rolando Melo, en tanto, deberá cumplir cinco años y un día de presidio como encubridor de los homicidios y 61 días como encubridor de los secuestros.

Quiroga y Jara, detenidos horas del después del golpe militar de 1973, fueron trasladados al entonces Estadio Chile, que funcionó como centro de detención de la naciente dictadura (1973-1990) de Augusto Pinochet.

Foto de EFE

El juez estableció que las dos detenciones se realizaron “sin orden judicial de ninguna naturaleza y bajo ningún procedimiento” y que personal militar identificó a Jara y Quiroga en el Estadio Chile, por lo que fueron apartados del resto de los prisioneros políticos.

Durante su cautiverio, estableció el magistrado, sufrieron “constantes y violentos episodios de agresión física y verbal por parte de los oficiales de Ejército allí presentes”, además de ser sometidos a interrogatorios sin procedimientos judiciales.

La investigación determinó que Jara murió debido a 44 impactos de bala, mientras que Quiroga fue ultimado con 23 balazos, y sus cadáveres fueron tirados en la vía pública junto a los de otras personas y encontrados por transeúntes el 16 de septiembre de 1973.

El fallo del juez Vázquez también condenó al Estado de Chile al pago de una indemnización de unos dos millones 100 mil dólares a los familiares de las dos víctimas.

chileVíctor Jara