Casos globales de COVID-19 suben 55%; contagios se quintuplican en Asia meridional
Personal de Salud de Argentina atiende a posibles pacientes de COVID-19. Foto de EFE

Los casos globales de COVID-19 aumentaron un 55 por ciento la pasada semana, y la ola de contagios asociada a la variante ómicron empieza a golpear a nuevas regiones como el sur de Asia, donde los positivos se dispararon un 418 por ciento en ese periodo, según informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En su informe epidemiológico semanal, la organización muestra que la actual oleada de contagios por COVID-19 sigue en fuerte crecimiento aunque continúa sin verse acompañada de similares crecimientos en las muertes, que del 3 al 9 de enero aumentaron únicamente un 3 por ciento a nivel global (43 mil).

Europa, epicentro en las últimas semanas de la oleada, fue la región donde los contagios crecieron menos en el periodo estudiado (un 31 por ciento, 7.1 millones más), mientras que en América subieron un 78 por ciento (6.1 millones), en Oriente Medio un 86 por ciento (200 mil) y en Asia Oriental un 122 por ciento (732 mil).

En África, continente donde se detectó por primera vez la variante ómicron a principios de noviembre, los casos la semana pasada bajaron un 11 por ciento (700 mil).

Los países con más casos la semana pasada fueron Estados Unidos (4.6 millones, un 73 por ciento más que en los siete días anteriores), Francia (1.6 millones, un 46 por ciento más), Reino Unido (1.2 millones, un 10 por ciento más), Italia (1.01 millones, un 57 por ciento más) e India (638 mil casos, un aumento del 524 por ciento).

Aunque el 55 por ciento de aumento de casos globales es uno de los mayores en una pandemia que entra en su tercer año, el porcentaje fue menor que el de la semana de fin de año, en el que los contagios se dispararon un 70 por ciento.

El mayor número de fallecidos la semana pasada se reportó en Europa (20 mil), aunque eso significó un descenso del 10 por ciento respecto a la semana anterior, mientras que en América las muertes subieron un 26 por ciento (14 mil), y en Asia Oriental se mantuvieron estables (dos mil 700).

En el sur de Asia los fallecimientos bajaron un 6 por ciento (dos mil 300) pese a la multiplicación de los contagios, mientras que en África subieron un 84 por ciento (dos mil 100) y en Oriente Medio descendieron un 11 por ciento (mil).

En el acumulado desde el inicio de la pandemia, se han confirmado 308 millones de casos de COVID-19, de los que 15 millones se detectaron la semana pasada, y casi 5.5 millones de muertes.

Se han distribuido en el planeta casi 9 mil 500 millones de vacunas anticovid, con las que casi el 60 por ciento de la población mundial ha recibido al menos una dosis, aunque en los países de ingresos bajos este porcentaje baja al 8.9 por ciento.

Con información de EFE