Casos de COVID-19 frenan su aumento global; alza fue de solo 5 % la semana pasada
Foto de EFE

Los casos globales de COVID-19 siguen sin alcanzar su pico y del 17 al 23 de enero alcanzaron una cifra récord de 21 millones, aunque el aumento respecto a la semana anterior fue de solo el 5 por ciento, frente al 20 por ciento de los siete días anteriores y el 55 por ciento de la primera semana del año, lo que evidencia que la actual ola causada por la variante ómicron se está frenando.

El informe epidemiológico de la Organización Mundial de la Salud (OMS) también confirmó una semana más que la ola actual de casos de coronavirus no va acompañada de un aumento de los decesos: del 17 al 23 de enero se registraron 49 mil, un ligero ascenso del 1 por ciento con respecto a la semana anterior.

El mayor número de nuevos casos se registró en Europa (10 millones), con un ascenso del 13 por ciento respecto a la semana anterior, mientras que en América, con 7.3 millones de contagios confirmados, hubo un descenso del 10 por ciento.

En el sur de Asia los nuevos positivos crecieron un 36 por ciento (2.3 millones), y en Asia Oriental la cifra fue similar a la de la semana anterior (1 millón), mientras que en Oriente Medio hubo un ascenso del 39 por ciento (479 mil) y en África un descenso del 31 por ciento (131 mil).

Los países con más casos confirmados la semana pasada fueron Estados Unidos (4.2 millones, un 24 por ciento más que en el anterior periodo), Francia (2.4 millones, un 21 por ciento más), India (2.1 millones, un ascenso del 33 por ciento) e Italia (1.2 millones, cifra similar a los siete días anteriores).

Europa fue la región donde se confirmaron más muertos por COVID-19 (21 mil), aunque ello supuso un descenso del 5 por ciento respecto a la semana anterior, mientras que en América, con 19 mil muertes, hubo un ascenso del 7 por ciento.

En la campaña de protección contra el COVID-9, el mundo está a punto de rebasar los 10 mil millones de vacunas anticovid administradas y ha superado el 60 por ciento de seres humanos con al menos una dosis, aunque en los países de bajos ingresos, muchos de ellos en África, este porcentaje no llega al 10 por ciento.

Con información de EFE