Casos por COVID-19 en Argentina no paran: suman más de 110 mil contagios en 24 horas
Foto de EFE

El incremento de casos en Argentina por COVID-19 no cesa. Este viernes se reportaron más de 110 mil nuevos positivos, lo cual dejó el número total de contagios en el país en seis millones 135 mil 836, aunque solo 547 mil 684 personas continúan cursando la enfermedad.

El boletín de información epidemiológica que difunde el Ministerio de Salud en Argentina informó de 110 mil 533 en las últimas 24 horas, con lo que nuevamente se volvió a superar el récord del jueves pasado cuando se habían registrado 109 mil 608 infecciones.

El aumento se da en coincidencia con el inicio de la “tercera ola” y la circulación de miles de personas que prosiguen sus vacaciones de verano y han pasado las festividades viajando por el país, donde salvo la provincia de Córdoba (centro) —que restringió hasta el 19 de enero los eventos masivos y locales bailables— por lo general rigen restricciones muy leves.

Hasta el momento, las provincias más afectadas son Buenos Aires con 40 mil 327 casos, seguida por la capital del país con 13 mil 118 positivos y Córdoba que suma 12 mil 827 infecciones.

Asimismo, fallecieron 42 personas por el virus este viernes, muy por debajo del récord de 792 decesos diarios del pasado 22 de junio; en este aspecto, el total de víctimas fatales que deja el COVID-19 es de 117 mil 428.

Actualmente, mil 680 personas con coronavirus se encuentran internadas en unidades de cuidados intensivos y el nivel de ocupación está al 37.8 por ciento, mientras que en Buenos Aires y su periferia se encuentra al 38.8 por ciento de su capacidad.

Vacunación y medidas en Argentina

Argentina, con unos 45 millones de habitantes, ha logrado que 38.4 millones de personas comenzaran su esquema de vacunación, y 33.2 lo han completado, mientras que 2,7 millones tienen una dosis adicional y 4.2 millones la de refuerzo.

En octubre pasado, el Gobierno argentino flexibilizó la mayoría de las restricciones vigentes e incluyó la apertura de fronteras.

Esta situación comenzó a generar una escalada de casos desde noviembre con un especial ritmo acelerado en diciembre dando lugar a la “tercera ola” por COVID-19.

De todas maneras, el 1 de enero de este año comenzó a regir el uso del pase sanitario que requerirá acreditar esquemas completos de vacunación para poder asistir a actividades consideradas de “riesgo epidemiológico”, como eventos masivos al aire libre o en espacios cerrados.

De acuerdo con las últimas disposiciones del Gobierno, toda persona que desee ingresar al país deberá realizarse pruebas de PCR debido al incremento de casos de la variante ómicron.

Adicionalmente, se han autorizado el uso de cuatro tipos de autoevaluaciones para descomprimir los centros públicos de pruebas que no dan abasto.

Con información de EFE