Capturan a cuatro mexicanos en Costa Rica por robo a joyerías
El Organismo de Investigación Judicial de Costa Rica (OIJ), informó este jueves la detención de una banda criminal mexicana, integrada por tres hombres y una mujer, quienes se dedicaban a asaltar joyerías en México, Canadá y Costa Rica, sin descartar que hayan operado en más países.
“Esta organización de mexicanos opera a nivel regional en países como Canadá, México y Costa Rica. Es un grupo con contactos internacionales y que maneja sumas importantes de dinero”, declaró en una conferencia de prensa el director del OIJ, Walter Espinoza.
Walter Espinoza, director del OIJ.
El OIJ detuvo este miércoles en el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría a una mujer de apellido Montes Ibarra, de 33 años y a dos hombres identificados como Ramírez Santacruz y Flores Casas, ambos de 35 años, cuando pretendían salir de Costa Rica.
También se arrestó a un cuarto mexicano identificado como Mondragón Martiarena en un hotel de San José.
Los tres arrestados en el aeropuerto llevaban doce relojes de lujo cada uno, mientras a Mondragón, de 21 años de edad, se le decomisaron 86 relojes más.
Los cuatro mexicanos son sospechosos de integrar una banda que el pasado 31 de octubre, realizó un asaltó millonario a dos joyerías en la localidad de Escazú, en el sector oeste de San José, una de las cuales se ubica en un concurrido centro comercial.
El grupo utilizó pasamontañas y amenazó con armas no letales a los trabajadores de los locales, luego rompió los cristales de los estantes para robar joyas, pero principalmente finos relojes.
El director del OIJ afirmó que los relojes decomisados a los mexicanos “coinciden con el botín” y se sospecha que iban a ser colocados en el mercado de México.
Espinoza destacó el trabajo de inteligencia, investigación y seguimiento que efectuaron las autoridades para arrestar a los cuatro mexicanos, ya que es una banda que no había podido ser identificada en Canadá ni en México.
“Fuimos el único lugar donde los hemos identificado, donde los detectamos, obtuvimos huellas, fotos y factores que nos permitieron detener gente”, aseguró Espinoza.
Según el funcionario, las investigaciones indican que el grupo delictivo estuvo en Montreal, Canadá, en fechas en las que ocurrieron asaltos similares a los cometidos en Costa Rica.
“Este grupo cuando vino al país se hospedó en hoteles de alto nivel, hizo gastos en actividades sociales, compró dos vehículos (aparentemente utilizados en los robos), herramientas y armas no letales”, explicó.
Espinoza dijo que el OIJ logró detectar otras 28 personas sospechosas de pertenecer a la organización criminal y que ya se ha alertado a la Interpol y a las autoridades de países como México y Estados Unidos.
El supuesto líder de la organización criminal es un mexicano que radica en su país, agregó el director del OIJ.
Con información de EFE