Canadá amplía ayuda a trabajadores y empresas ante nueva ola de COVID-19
Ottawa, Canadá. Foto de. Unsplash. (Archivo)

La vuelta a las restricciones para contener el rápido aumento de los casos de COVID-19 por la variante ómicron en Canadá ha llevado al Gobierno del país a anunciar este miércoles la extensión de las ayudas económicas a trabajadores y empresas afectados por esas medidas.

El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, anunció la decisión y dijo que los trabajadores afectados por una pérdida de ingresos de al menos del 50 % debido a las nuevas restricciones podrán recibir hasta 300 dólares canadienses (233,5 dólares estadounidenses) a la semana en ayudas.

El Gobierno canadiense estimó que el programa costará 4 mil millones de dólares canadienses (3.114 millones de dólares estadounidenses).

Según explicó este miércoles la directora médica de Canadá, la doctora Theresa Tam, el martes se registraron en Canadá 11.300 nuevos casos de COVID-19, una cifra récord desde el inicio de la pandemia

Hasta ahora, las ayudas estaban disponibles en aquellas partes del país afectadas por órdenes de confinamiento como las puestas en vigor al inicio de la pandemia, pero actualmente no existen confinamientos sino restricciones en los niveles de ocupación de establecimientos.

Te puede interesar: España supera por segundo día el récord de contagios de COVID-19

Las empresas que se vean afectadas por la reducción de al menos un 50 % del aforo en sus establecimientos también tendrán acceso a ayudas federales con subsidios para pagar los salarios y los alquileres que oscilarán entre el 25 % y el 75 % del total.

La ampliación de las ayudas económicas a trabajadores y empresas se produce cuando el país está inmerso en su quinta ola de COVID-19 con cifras récord de casos que están obligando a las autoridades provinciales y locales a implementar nuevas restricciones.

Ontario, la provincia más poblada y el motor económico de Canadá, anunció ayer que limitará a un 50 % el aforo a bares y restaurantes. Además, las reuniones en el interior de edificios estarán reducidas a un máximo de 10 personas.

El lunes, la provincia de Quebec decretó el cierre de bares, gimnasios, auditorios, cines y otros establecimientos para controlar la pandemia.