Cámara Baja de EE.UU. aprueba proteger por ley el acceso a anticonceptivos
Vista de la Cámara de Representantes de Estados Unidos en Washington. La Cámara Baja de EE.UU. aprueba proteger por ley el acceso a los anticonceptivos. Foto de EFE/ Drew Angerer/Pool.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó un proyecto de ley que puede proteger el acceso a los anticonceptivos en todo el país.

Con 228 votos a favor y 195 en contra, solo 8 legisladores republicanos votaron a favor de la medida junto a los demócratas.

Los progresistas consideran que este derecho está ahora en entredicho tras la reciente sentencia del Tribunal Supremo del país que eliminó la protección legal al aborto vigente en EE.UU. desde hacía 50 años.

El proyecto deberá pasar ahora al Senado, donde las reglas del filibusterismo implican que, en la práctica, casi cualquier legislación necesita una mayoría cualificada de 60 votos para salir adelante.

Los demócratas tienen en la actualidad 50 de los 100 escaños de la Cámara Alta, por lo que necesitarían el apoyo de al menos 10 senadores republicanos para sacar adelante la medida.

Recientemente, la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley similar para proteger legalmente el matrimonio homosexual, que recabó el apoyo de 47 legisladores republicanos, además del de todos los demócratas.

Algunos medios estadounidenses señalan que este reciente empujón legislativo es una manera de obligar a los conservadores a retratarse frente a asuntos sociales que cuentan con un amplio apoyo social de cara a las elecciones legislativas de noviembre.

Por otro lado, la mayoría de sondeos auguran una pérdida de poder legislativo de los demócratas en las elecciones, que podrían perder su mayoría en la Cámara de Representantes, por lo que aprobar este tipo de leyes se volvería todavía más complicado.

La sentencia de junio del Supremo que revocaba el derecho al aborto dejaba claro que este fallo no debía interpretarse como precedente para eliminar otros derechos.

Sin embargo, en una opinión concurrente a esa decisión el juez conservador Clarence Thomas sugería que se deberían reconsiderar los precedentes legales que protegen el matrimonio homosexual y el acceso a anticonceptivos.

Con información de EFE