Boris Johnson asistió a fiesta durante el primer confinamiento por COVID-19, según medios
El primer ministro británico Boris Johnson, en una imagen de archivo. Foto de EFE/EPA/NEIL HALL

El primer ministro británico, Boris Johnson, participó en una fiesta con personal de su oficina de Downing Street en mayo de 2020, durante el primer confinamiento de la pandemia, según una investigación publicada este jueves por los diarios “The Guardian” y “The Independent“.

Johnson se unió durante 15 minutos a un encuentro social con bebidas que congregó a unos 20 miembros del personal tras una rueda de prensa del entonces ministro de Sanidad, Matt Hancock, para informar sobre la expansión del COVID-19, según esos medios.

En aquella etapa de la pandemia, las estrictas normas vigentes en Inglaterra solo permitían encuentros individuales entre dos personas de distintos núcleos familiares en un espacio exterior, guardando una distancia de al menos dos metros.

Aquella misma tarde, el ministro de Sanidad había pedido a los británicos “quedarse en casa todo lo posible” y les rogó: “Por favor, cumplan las normas, vigilen a su familia y no asuman riesgos”.

Según fuentes citadas por “The Independent“, Johnson le dijo a uno de los asistentes a esa presunta celebración que merecían tomar un trago para “devolverle el golpe” al coronavirus.

En respuesta a esas alegaciones, un portavoz del jefe de Gobierno indicó a los medios que Johnson se encontró aquel día “brevemente” con Hancock y su equipo en el jardín, un espacio exterior que se usaba de manera “regular” para reuniones de trabajo.

“El primer ministro fue a su residencia poco después de las siete de la tarde. Un reducido número de empleados que debían trabajar permanecieron en el jardín de Downing Street durante parte de la tarde y la noche”, detalló ese portavoz a los medios.

La revelación es la última de diversas filtraciones sobre supuestas rupturas de las restricciones contra la pandemia por parte de personal del despacho oficial del primer ministro y personas cercanas al Gobierno.

Una de las asesoras de Johnson, Allegra Stratton, dimitió hace una semana tras salir a la luz un vídeo en el que admitía que hubo una “fiesta” en Downing Street en diciembre del año pasado, si bien el jefe de Gobierno ha insistido en que no se rompieron las normas vigentes en aquel momento.

Boris Johnson
Foto de EFE

El que fuera candidato del Partido Conservador a la alcaldía de Londres, Shaun Bailey, renunció a su cargo en la Asamblea municipal esta semana tras airearse una fotografía en la que aparece en el centro de un nutrido grupo de personas durante una celebración navideña en 2020, cuando las normas prohibían encuentros entre gente de diversos hogares.

La policía metropolitana de Londres indicó en un comunicado que no planea por ahora abrir investigaciones sobre las presuntas celebraciones en Downing Street durante las últimas semanas de 2020, a pesar de la “cantidad significativa de material” sobre ellas publicado por los medios.

“Todo el material ha sido sometido a detallada consideración por parte de detectives y no ofrece evidencias de que se hayan violado las regulaciones sobre protección a la salud”, señaló la policía en un comunicado.

Sí llevará a cabo, en cambio, pesquisas sobre la fiesta a la que asistió Bailey el 14 de diciembre de 2020 en la sede del Partido Conservador en Londres. Los agentes se pondrán en contacto con “dos personas que asistieron” a esa celebración, han avanzado.

Con información de EFE