Critican a Duterte tras darle beso a joven en Seúl


Critican a Duterte tras darle beso a joven en Seúl

El presidente Rodrigo Duterte pidió a una joven que lo besara en la boca durante un evento público en Corea del Sur

Opositores y activistas en pro de los derechos de las mujeres en Filipinas criticaron este lunes al presidente Rodrigo Duterte por pedirle a una joven que lo besara en la boca durante un evento público en Corea del Sur, en medio del clamor y el aplauso de miles de seguidores.

“La acción del presidente fue una muestra despreciable de sexismo y grave abuso de autoridad”, afirmó la senadora opositora Risa Hontiveros, luego de que los medios locales difundieron una y otra vez el video de polémico beso.

El incidente tuvo lugar el domingo en Seúl, en el primer día de la visita oficial de tres días a Corea del Sur, durante un evento público al que asistieron trabajadores filipinos y varios funcionarios de su gobierno, incluido el canciller de Filipinas, Alan Cayetano.

Casi el final de su discurso, en el que habló sobre los esfuerzos de su administración para proteger a los trabajadores filipinos en el exterior, Duterte invitó a dos mujeres de la audiencia a recibir una copia de un libro sobre la Iglesia Católica en Filipinas.

Captura de pantalla

“Esto te costará un beso”, dijo Duterte en filipino. “¿Estás lista para una escena de besos? Ten cuidado”, afirmó el mandatario, mientras las dos mujeres se acercaban al presidente para recibir el libro.

En señal de respeto, ambas mujeres besaron la mano derecha del presidente, antes de intentar irse, pero Duterte los llamó, diciendo que quería otro beso. La primera mujer le dio un beso en la mejilla, mientras que a la segunda le pidió que lo besara en la boca.

“¿Estas soltera?”, preguntó Duterte antes de besar a la mujer, quien en un principio vaciló, pero al final accedió a besar los labios del mandatario filipino, en medio del aplauso y los gritos de los presentes.

La mujer, identificada como Kim por la Agencia de Noticias de Filipinas (ANP, por sus siglas en inglés) dijo ser “fan” de Duterte y sentirse halagada y entusiasmada de que el presidente la besara en los labios frente a una multitud de unas tres mil personas.

“No hubo malicia… Para mí, para él, no significa nada”, afirmó la joven, aunque los críticos del presidente, incluidos grupos defensores de mujeres calificaron el hecho como misógino y un abuso de poder.

“Incluso si el acto fue consensuado, fue el presidente, poseedor de un poder impresionante e incluso intimidante, quien lo incitó. Es el colmo de la impunidad contra las mujeres y contra todas nosotras”, afirmó Hontiveros en un comunicado.

Justine Raphael Luis Balane, portavoz del partido Akbayan, también criticó el incidente y criticó que “las mujeres sean vistas como débiles y como objetos. A los hombres se les enseña que es normal ser agresivos… Esto es tóxico, cobarde y peligroso”, dijo.

En un comunicado, publicado en su página en Internet, la alianza Gabriela women’s consideró el beso fue una “teatralidad repugnante de un presidente misógino que se siente con derecho a degradar, humillar o faltar el respeto a las mujeres por un capricho”.

Las críticas contra Duterte inundaron también este lunes las redes sociales, con diversos mensajes, en los que la gente calificó el beso como “una exhibición despreciable de sexismo y grave abuso de autoridad”.

besoduterteseúl