Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Barron, hijo de Donald y Melania Trump, también dio positivo a COVID-19

Barron, hijo de Donald y Melania Trump, también dio positivo a COVID-19 - Foto Twitter @FLOTUS
Foto Twitter @FLOTUS

La Casa Blanca inicialmente dijo que había resultado negativo después de que sus padres dieron positivo a principios de octubre

Melania Trump informó que su hijo de 14 años, Barron, dio positivo por el coronavirus COVID 19, pero no presenta síntomas.

La Casa Blanca inicialmente dijo que había resultado negativo, después de que sus padres dieron positivo a principios de este mes.

Melania dijo el miércoles que las pruebas posteriores mostraron que Barron también había contraído COVID-19.

Detalló que hace dos semanas recibió el diagnóstico que había dado positivo por COVID-19 y para empeorar las cosas, su esposo y el Comandante en Jefe de la nación recibieron la misma noticia.

“Mi mente fue inmediatamente a nuestro hijo. Para nuestro gran alivio, dio negativo en la prueba, pero de nuevo, como muchos padres han pensado durante los últimos meses, no pude evitar pensar “¿qué pasa mañana o el día siguiente?”. Mi miedo se hizo realidad cuando le hicieron la prueba nuevamente y dio positivo“, narró la Primera Dama de Estados Unidos.

Afortunadamente, dijo, es un adolescente fuerte y no presenta síntomas.

En cierto modo, indicó que se alegré de que los tres pasaran por esa situación, al mismo tiempo para poder cuidarse unos a otros y pasar el tiempo juntos y “desde entonces ha dado negativo”.

Señaló que su diagnóstico llegó con síntomas mínimos, aunque la afectaron todos a la vez y parecía ser “una montaña rusa” de síntomas en los días posteriores.

“Experimenté dolores corporales, tos y dolores de cabeza, y me sentí extremadamente cansado la mayor parte del tiempo. Elegí tomar una ruta más natural en términos de medicina, optando más por las vitaminas y la comida saludable”, describió.

Recordó que tuvieron “maravillosos” cuidadores a su alrededor, de quienes están agradecidos por la atención médica y la discreción profesional que recibieron del doctor Conley y su equipo.

“Era un sentimiento desconocido para mí ser el paciente en lugar de una persona que trataba de alentar a nuestra nación a mantenerse saludable y segura. Ahora me ocupaban de mí y obtenía experiencia de primera mano con todo lo que el COVID-19 puede hacer”, explicó.

Dijo que como paciente y persona que se beneficia de tanto apoyo médico, se encontró aún más agradecida y asombrada por los cuidadores y socorristas en todas partes.

Reconoció que para el personal médico y el personal de la residencia que han estado cuidando a nuestra familia, las gracias no son suficientes.

“Recuperarse de una enfermedad da mucho tiempo para reflexionar. Cuando llevaron a mi esposo a Walter Reed como medida de precaución, pasé gran parte de mi tiempo reflexionando sobre mi familia. También pensé en los cientos de miles de personas en todo nuestro país que se han visto afectadas por esta enfermedad que infecta a las personas sin discriminación. Estamos en tiempos sin precedentes, y con las elecciones acercándose rápidamente, ha sido fácil quedar atrapado en tanta energía negativa”, aseveró.

Precisó que le animó pensar en todas las personas que ha conocido en el país y en el mundo, y la bondad y la compasión que existe si la busca.

Remarcó que Estados Unidos ha superado muchas dificultades y muchas adversidades, y confió que el COVID-19 sea otro obstáculo que pueda decirle a las generaciones futuras que fue superado y del que aprendieron en el proceso.

“Animo a todos a que sigan viviendo la vida más sana que puedan. Una dieta equilibrada, aire fresco y vitaminas son realmente vitales para mantener nuestro cuerpo sano. Para su completo bienestar, la compasión y la humildad son igualmente importantes para mantener nuestra mente fuerte. Para mí, personalmente, la parte más impactante de mi recuperación fue la oportunidad de reflexionar sobre muchas cosas: la familia, las amistades, mi trabajo y ser fiel a quien eres”, resaltó Melania Trump.

Informó que ha dado negativo en las pruebas y espera reanudar sus funciones lo antes posible.

“Junto con estas buenas noticias, quiero que la gente sepa que comprendo cuán afortunada es mi familia de haber recibido el tipo de atención que recibimos. Si estás enfermo o si tienes un ser querido que está enfermo, estoy pensando en ti y estaré pensando en ti todos los días. Oro por nuestro país y por todos los que están lidiando con COVID-19 y cualquier otra enfermedad o desafío”, manifestó.

Finalmente agradeció a todos los que se acercaron y ofrecieron buenos deseos y oraciones por su familia.

Con información de López-Dóriga Digital

casa blancacovid-19Melania Trump
Menú de accesibilidad