Detienen al asesino de de la iglesia de Carolina del Sur
Foto de BBC.

En una histórica iglesia afroamericana en Charleston, Carolina del Sur, nueve personas murieron durante un tiroteo. Tras una intensa búsqueda policial, el agresor ya fue detenido en una localidad de Carolina del Norte.

El ataque en la Emanuel African Methodist Episcopal Church fue calificado por la policía local como un “crimen de odio”. Se cree que el pastor de la iglesia, Clementa Pinckney, está entre las víctimas mortales.

Ocho personas murieron en la iglesia, y una más en el hospital al que fue trasladada. Foto de BBC.
Ocho personas murieron en la iglesia, y una más en el hospital al que fue trasladada. Foto de AP.

La policía publicó imágenes de las cámaras de vigilancia, en donde se ve al sospechoso, un hombre blanco de veintitantos años, y un vehículo.

Posteriormente se dijo que se llama Dylann Storm Roof, de 21 años de edad. Además se informó que es flaco y vestía playera gris, pantalones de mezclilla, y botas.

Storm Roof ya fue detenido. El sheriff del condado de Richland confirmó que el homicida fue aprehendido en Shelby, Carolina del Norte, después de que se organizara una búsqueda policial.

Fotografía de Dylan Storm Roof
Fotografía de Dylan Storm Roof
Imagen del sospechoso.
Foto de Charleston Police Dept.
Foto de @PhilipDWeiss
Foto de @PhilipDWeiss

El jefe de la Policía de Charleston, Gregory Mullen, confirmó que dentro de la iglesia murieron ocho personas, y una más falleció en el hospital al que fue trasladada por sus graves heridas.

La policía ya publicó un anuncio para facilitar la identificación y localización del sospechoso.
La policía ya publicó un anuncio para facilitar la identificación y localización del sospechoso.

“Es incomprensible que alguien en la sociedad actual entre en una iglesia cuando la gente está teniendo una reunión de oración y tome sus vidas”, agregó.

El crimen en la iglesia fue calificado como un acto de odio. Foto de AP.
El crimen en la iglesia fue calificado como un acto de odio. Foto de AP.

Una sobreviviente del ataque aseguró que el agresor la dejó vivir para que pudiera relatar lo que pasó dentro del templo. Comentó que el hombre estaba sentado durante la oración antes de levantarse y abrir fuego indiscriminadamente.

Storm Roof habría dicho a uno de los sobrevivientes: “tengo que hacerlo. Ustedes violan a nuestras mujeres y están tomando nuestro país. Y ustedes tienen que ir”.

El alcalde de la ciudad, Joe Riley, describió el hecho como “la más incontable” tragedia.

Con información de BBC.