Emiratos anula la pena de prisión impuesta contra exabogado de Khashoggi
Asim Ghafoor, exabogado de Khashoggi. Foto de DAWN

Un tribunal de Emiratos Árabes Unidos (EAU) anuló la sentencia a tres años de cárcel por evasión de impuestos y lavado de dinero impuesta contra el exabogado del periodista y disidente saudí Jamal Khashoggi, Asim Ghafoor, y decidió deportarlo a su país natal, Estados Unidos.

La agencia de noticias oficial emiratí WAM informó que el tribunal además le impuso una multa de cinco millones dirhams (unos mil 361 millones de dólares) y ordenó decomisar todos “los fondos objeto del delito”, sin dar más detalles.

La modificación de la pena contra el exabogado de Khashoggi, el disidente saudí asesinado en Estambul en 2018, se debe a “la recepción de una solicitud de asistencia judicial de las autoridades estadounidenses en relación con las investigaciones” que están realizando allí sobre los delitos fiscales cometidos por el imputado.

Asimismo, WAM apuntó que Estados Unidos “pidió indagar sobre las cuentas bancarias” a las que el abogado depositó fondos presuntamente procedentes de operaciones ilegales.

Las autoridades judiciales reiteraron que Ghafoor cometió un “delito de blanqueo de capitales” en Emiratos, después de que realizara varias transferencias internacionales sin presentar pruebas del origen del capital.

El caso contra Ghafoor, de nacionalidad estadounidense, se inició en el país árabe por a instancias de las autoridades de EE.UU., según WAM.

Ghafoor fue condenado a mediados de julio, poco después de ser detenido en el aeropuerto internacional de Abu Dabi, cuando hacía escala en un viaje con destino a Estambul.

Entonces, la organización Democracia Ya para el Mundo Árabe (DAWN), fundada por Khashoggi, aseguró que el arresto parecía responder a “una condena en ausencia por motivos políticos” y pidió al presidente estadounidense Joe Biden que cancelara el encuentro que tenía previsto llevar a cabo con las autoridades emiratíes durante una visita a Arabia Saudí.

La detención se produjo en un momento políticamente delicado ya que Biden se encontraba en su primera visita como presidente a Arabia Saudita, en donde se reunió con el príncipe heredero, Mohamed bin Salman, a quien ha responsabilizado de la muerte de Khashoggi por parte de agentes saudíes en el consulado de su país en Estambul en 2018.

Con información de EFE