Elecciones 2022
Elecciones 2022
“La fiesta se puso buena”: Alejandro Fernández

Luego de la controversial foto donde aparece Alejandro Fernández desalineado y en aparente estado de ebriedad, el cantante ha emitido un pronunciamiento al respecto de dicha fotografía.

Alejandro Fernández
Esta es la controversial foto.

La fotografía del hijo de Vicente Fernández apareció desde el pasado fin de semana con un par de admiradores en un antro en Las Vegas. En la imagen, Alejandro aparece sin camisa, despeinado, y su cara y postura delatan el estado inconveniente en el que se encontraba.

Por versiones de diferentes medios, Alejandro Fernández viajó con un grupo de amigos a Las Vegas para celebrar el cumpleaños y despedida de soltero de Alejandro Valladares Eichelmann. Entre los invitados se encontraban Juan Carlos Valladares, quien es novio de Ximena Navarrete, así como el piloto Sergio “El Checo” Pérez.

De acuerdo con el medio Quién, la fiesta empezó primero con un precopeo en el bar Encore. Horas después, el festejado y sus invitados aparecieron en el bar Omnia.

A diferencia de lo que manejan otros medios nacionales, Alejandro no se encontraba en un antro gay sino en el XS Nightclub durante el evento Night Swim que organiza el antro los domingos en las noches de verano.

Estas son otras de las publicaciones donde aparece el cantante:

Alejandro y amigos en el Omnia. Foto de Instagram.
Alejandro y amigos en el Omnia. Foto de Instagram.

“¡La fiesta se puso buena!”

Tras la serie de comentarios que suscitó en redes sociales, el cantante únicamente se ha pronunciado al respecto a través de su cuenta de Twitter.

En un tuit emitido esta tarde, únicamente señaló que la fiesta “se puso buena”.

“Pues qué les digo… ¡La fiesta se puso buena!”, indicó.

Alejandro Fernández Tuit

También, a manera de broma, compartió una foto editada del momento, señalando que “Lo que pasa en Las Vegas se queda en Google”.

“Dejé que me retrataran de manera ridícula”

Por su parte, a través de su cuenta oficial de Facebook, el mexicano ha señalado sentirse “profundamente avergonzado” por su acción, pero indicó que estas accions ayudan a “ser un poco más conscientes y cuidadosos de nuestras acciones”.

En su pronunciamiento, señaló Alejandro Fernández que “los teléfonos y las redes, tristemente han acabado con nuestra privacidad e intimidad”, razón que hizo que “lo que pasa en Las Vegas hoy se queda en Google para siempre”.

“Además, hemos hecho de las redes la plaza de linchamiento del S. XXI. Todos opinamos, todos creemos saber y todos nos atrevemos a juzgar sin conocer realmente el contexto; convirtiendo a estos medios en un semillero donde germina el odio, la violencia y la calumnia. 

Sí, me fui de fiesta. Sí, bebí para celebrar. Y sí, dejé que me retrataran de manera ridícula en el proceso. Pero afortunadamente no hice nada que me pusiera a mí o alguien más en peligro, simplemente me comporté como una persona que estaba muy contenta y efusiva celebrando con sus amigos. Por lo que me entristece ver los falsos comentarios que circulan en algunos medios que, aunque los respeto, no comparto su forma de actuar”, indicó.

Indicó que esta situación permitió darle un aprendizaje y señaló que espera la experiencia vivida le ayude a los demás a reflexionar. Aprovechó para invitar a las personas a cuidarse y divertirse de “manera responsable”.

“Me llevo un gran aprendizaje de esta situación y espero que lo que me está tocando vivir también les ayude a ustedes a reflexionar. Cuídense mucho y diviértanse de manera responsable. Si agarran la fiesta no manejen, no fomenten la violencia y procuren no ventilar su intimidad o la de los demás en redes. ¡Hoy todos somos figuras públicas! 

Pensemos que con la tecnología estamos más unidos y cercanos que nunca, ojalá podamos usar estos lazos para construir y dejar una huella de amor, paz, armonía y cordura. México y el mundo hoy más que nunca lo necesitan. 

Hoy más que nunca me hacen sentido las palabras que siempre me he repetido: Concédeme la serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, el valor para cambiar las cosas que sí puedo y la sabiduría para reconocer la diferencia”, concluyó.

Redacción