Remesas enviadas a México suben 16.57 % en primera mitad de 2022
Foto de Pixabay

La economía mexicana recibió un récord de 27 mil 565.08 millones de dólares de sus connacionales en el extranjero durante los primeros seis meses del año, un aumento en las remesas de 16.57 por ciento respecto a los 23 mil 647.07 millones de dólares del mismo periodo de 2021, informó este lunes el Banco de México (Banxico).

Con este resultado, las remesas de connacionales mexicanos hacia su país de origen suman 26 meses con incrementos sostenidos a tasa anual.

Además, entre enero y junio de 2022, la remesa promedio individual fue de 387 dólares, superior a los 368 dólares que recibieron las familias mexicanas durante el mismo periodo de 2021.

El número de operaciones pasó de 64.32 millones a 71.29 millones en igual lapso de comparación, y la mayoría de ellas fueron transferencias electrónicas.

Tan solo en junio, el monto de las remesas fue de 5 mil 152.5 millones de dólares, casi un 16 por ciento más que el monto de 4 mil 457.52 millones de dólares del sexto mes de 2021.

También se recibieron cerca de 19.9 millones de dólares menos que en mayo pasado, o bien una diferencia negativa de 0.39 por ciento en el quinto mes del año, periodo en el que históricamente se reciben mayores ingresos desde el exterior por la celebración del “Día de las Madres”.

El aumento sustancial de las remesas sigue con la tendencia al alza marcada desde mayo de 2020, mientras que en marzo del mismo año, al comienzo de la pandemia de COVID-19, se superó por primera vez la cifra de cuatro mil millones de dólares recibidos desde el extranjero.

Las importancia de las remesas

México sumó un total de 51 mil 585.7 millones de dólares en remesas al cierre de 2021, una cifra récord que representó un aumento del 27 por ciento respecto a 2020, cuando alcanzaron los 40 mil 605 millones de dólares.

En plena pandemia del coronavirus el volumen de remesas de 2020 supuso un aumento del 11,4 por ciento respecto a los 36 mil 438 millones de dólares de 2019.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha agradecido en varias ocasiones a los 38 millones de mexicanos que hay en Estados Unidos por la entrada de millones de dólares al país latinoamericano e incluso los ha calificado de “héroes”.

En México, cerca de 4.9 millones de hogares y unos 11,1 millones de adultos reciben remesas de sus familiares en el exterior, según un reporte del Centro de Estudios Monetarios Latinoamericanos (Cemla).

Este dinero, que procede principalmente de migrantes mexicanos que viven en Estados Unidos, representa la segunda fuente de divisas de México, después de las exportaciones automotrices, y representa más ingresos que el sector agrícola mexicano, que contribuye con el 3 por ciento del producto interno bruto (PIB) mexicano.

Por ello, el Gobierno de México confía en que las remesas ayuden a levantar la economía del país, que registró una contracción del 8.2 por ciento en 2020 y repuntó apenas un 4.8 por ciento en 2021.

En 1995, el primer año del que ofrece resultados el Banco de México, las remesas fueron de 3 mil 672 millones de dólares.

El sostén externo de la economía

El economista Marco Oviedo, exjefe de Investigación Económica de América Latina para Barclay’s, señaló que estos recursos desde el extranjero ayudan al consumo interno e incluso benefician la inversión de las familias en vivienda y salud, principalmente.

En una entrevista, agregó que, desde un punto de vista macro, han sido un componente importante para las entradas de la cuenta corriente y han permitido mantener los balances financieros “bastante bien comportados por los últimos casi 10 años”.

Las remesas representan incluso más que los ingresos obtenidos por las actividades agrícolas, que aportan más del 3 por ciento del PIB de México, el segundo país que más remesas recibe en el mundo, de acuerdo con Díaz-Infante.

“A nivel mundial el país que más recibe remesas es India con 89 mil millones de dólares y luego sigue México con 54.000 millones de dólares, desplazando a China, en 2021, con 53 mil millones de dólares”, afirmó el investigador del CEEY.

Remesas crecen pese a crisis

Las remesas han crecido aún con las crisis derivadas de la pandemia de la covid-19 en 2020, y ahora, por la guerra entre Rusia y Ucrania.

Esto es un comportamiento que no ocurrió en la pasada catástrofe financiera de 2008-09, porque fue una crisis hipotecaria que afectó a la construcción, donde se emplean muchos migrantes mexicanos en Estados Unidos, expuso José Luis Clavellina, director de investigación del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

El investigador explicó que parte de ese aumento tiene que ver con un aumento de trabajadores en el mercado laboral estadounidense, así como por un mayor flujo migratorio.

Clavellina ahondó en que las estadísticas de las remesas también reflejan mayor volumen de transacciones, que pasaron de 5,9 millones de transacciones mensuales en 2010 y 12.6 millones en junio de este año.

Asimismo, resaltó que la remesa promedio pasó de 315 dólares, en 2010, a más de 380 dólares, en lo que va de 2022.

Diaz-Infante abundó que la migración de centroamericanos a Estados Unidos también benefició el envío de dinero a México porque familias de hondureños, guatemaltecos y salvadoreños mandaron dólares a sus paisanos para que cruzaran la frontera norte mexicana.

También estimó que mucho de este flujo de dinero entre fronteras proviene de actividades informales en Estados Unidos, al añadir que hay hipótesis que adjudican cierta proporción a actividades ilegales y del narcotráfico.

Con información de EFE