Nestlé acepta abuso laboral en su sede de Tailandia

Nestlé acepta abuso laboral en su sede de Tailandia

Nestlé inició en diciembre de 2014 una investigación por acusaciones de abuso laboral en su sede en Tailandia

Nestlé confesó abusos laborales en su sede en Tailandia, debido a que trabajadores migrantes son atraídos con falsas promesas a la empresa, donde son forzados para procesar especies marinas que terminan en las cadenas de abastecimiento de la compañía.

Desde diciembre de 2014, Nestlé investiga su sede en Tailandia después de que medios de comunicación y organizaciones no gubernamentales denunciaron abusos laborales en la producción de alimentos para mascotas de Purina.

Por tal motivo, la empresa emprendió el rescate de más de 2 mil pescadores, trabajadores migrantes que fueron víctimas de las condiciones laborales abusivas y carentes de supervisión.

Foto de Verité
Foto de Verité

Estos empleados provenían de Camboya, Mianmar y Tailandia, para trabajar en Nestlé a través del pago de comisiones ilegales. Permanecían en barcos pesqueros y al terminar pagaban más dinero del que podrían haber ganado.

“A veces, la red es demasiado pesada, los trabajadores caen al agua y simplemente desaparecen. Cuando alguien muere es lanzado al agua”, dijo un trabajador birmano a la organización sin fines de lucro Verite, a la que contrató Nestlé.

“He trabajado en esta embarcación durante 10 años. No tengo ahorros. Apenas sobrevivo”, dijo otro trabajador. “La vida es muy difícil aquí”, dice uno de los afectados.

Ante estas faltas, Nestlé aseguró que reforzará la protección a trabajadores, a través de la imposición de nuevos requisitos a todos sus posibles abastecedores, y la capacitación en derechos humanos a dueños de embarcaciones y capitanes.

La compañía también tiene previsto contratar auditores externos y nombrar a un gerente de alto nivel de Nestlé para garantizar el cambio.

Redacción

nestle

Menú de accesibilidad