El valor del sector de las organizaciones civiles creció 4.3 % en 2022
Un grupo de personas prepara alimentos para repartir a migrantes en Tapachula, Chiapas. Imagen de archivo. EFE/ Juan Manuel Blanco

El valor de las organizaciones civiles y el sector no lucrativo creció un 4.3 por ciento en 2022, según reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La aportación económica del sector ascendió a 823 mil 413 millones de pesos, lo que representa el 2.9 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de México, indicó el instituto en su ‘Cuenta satélite de las instituciones sin fines de lucro‘.

De este valor, las instituciones públicas aportaron el 1.4 por ciento del PIB, las asociaciones privadas sin fines de lucro un 0.7 por ciento, y el trabajo voluntario representó un 0.8 por ciento, detalló el reporte.

“En 2022, las actividades económicas del sector no lucrativo generaron 2 millones 860 mil 425 puestos de trabajo, lo que representó 7.3 por ciento del total nacional”, detalló el Inegi.

Con base en el perfil de los puestos, el 58.7 por ciento fueron remunerados y el resto voluntarios, es decir, ocupados sin remuneración.

Dentro de la economía del sector no lucrativo, la mayor aportación la hicieron las asociaciones que prestan servicios educativos, con 38.2 por ciento del total, seguidas de las organizaciones y asociaciones que prestan servicios varios a bajo costo, con 29.5 por ciento.

La lista la completan las organizaciones de salud y asistencia social (8.1 por ciento), de servicios gubernamentales (8.1 por ciento), servicios financieros (7.7 por ciento), servicios profesionales, científicos y técnicos (3.1 por ciento), servicios culturales (2.4 por ciento), y el resto de otros.

Por otro lado, de acuerdo con la clasificación funcional por objetivos sociales, las asociaciones que se dedican a labores de enseñanza e investigación generaron 42.9 por ciento del sector.

Los servicios religiosos contribuyeron con 17.2 por ciento; las de desarrollo y vivienda aportaron 15.9 por ciento; las dedicadas a la salud, 6.8 por ciento; las asociaciones empresariales, profesionales, y sindicatos, 5.5 por ciento; las dedicadas a la defensa de derechos, promoción y política, incluyendo partidos, el 4.3 por ciento; los servicios sociales, 4 por ciento, y las de cultura y recreación, 3.3 por ciento.

Los sectores con mayor crecimiento fueron los servicios culturales, con 26.9 por ciento; y los servicios de alojamiento temporal y de alimentos, con 26.1 por ciento.

Con información de EFE