México ofrece solucionar diferencias energéticas antes de llegar a un panel
Raquel Buenrostro, secretaria de Economía. Foto de EFE (Archivo).

El gobierno mexicano ofreció este jueves ser sede de la tercera ronda de consultas bajo el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), así como la disposición de solucionar la controversia en materia energética sin tener que llegar a un panel de arbitraje internacional.

Se resaltó que México busca conciliar las diferencias en la fase de consultas, sin la necesidad de llegar a un panel arbitral y garantizando la soberanía nacional”, informó en un comunicado la Secretaría de Economía (SE) de México.

Tras una reunión entre la titular de la SE, Raquel Buenrostro, y la representante comercial de Estados Unidos, Katherine Tai, el Gobierno mexicano expresó que se trabaja en coordinación con la Secretaría de Energía y otras autoridades del ramo “para atender en su totalidad las inquietudes presentadas por Estados Unidos y Canadá”.

La dependencia mexicana precisó que la secretaria de Energía de México, Rocío Nahle, es quien ha liderado al sector energético mexicano y ha “tomado un papel destacado en la construcción de soluciones precisas, contundentes y mutuamente satisfactorias que a la par salvaguarden la soberanía nacional”.

Con esto, nuestro país estaría en condiciones de recibir a funcionarios del USTR y de Asuntos Globales en los próximos días”, añadió la dependencia mexicana.

A su vez, la Secretaría de Economía informó sobre la intención de establecer grupos de trabajo trinacionales, que sesionarían durante diciembre y principios de enero para tratar los distintos aspectos de las consultas energéticas.

“De cumplirse satisfactoriamente este plan, se podrían presentar los avances en la Cumbre de Líderes de América del Norte a celebrarse en nuestro país el 9 y 10 de enero de 2023”, añadió la comunicación de la SE.

Además, se comunicó qué ambas representantes de los Gobiernos de México y EE.UU. revisaron una agenda amplia de temas de discusión como el combate al trabajo forzoso, energéticos, biotecnológicos, medioambientales, así como el fortalecimiento regional de las cadenas de suministro.

Desde el pasado 19 de julio, Estados Unidos solicitó consultas sobre la solución de disputas con México en virtud del acuerdo comercial T-MEC por presuntamente violar acuerdos en materia de competencia económica, a las que se sumó inmediatamente el Gobierno canadiense.

Las consultas están relacionadas a la preferencia normativa del Gobierno para beneficiar a las empresas estatales mexicanas Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE).