Las grandes fortunas mexicanas crecieron un tercio en la pandemia, según Oxfam
Billetes mexicanos. Foto de Unsplash

Las fortunas de los 15 milmillonarios mexicanos aumentaron en 645 mil millones de pesos, el equivalente a un tercio de lo que tenían antes, durante la pandemia de COVID-19, denunció la organización Oxfam en un informe.

Por ello, la asociación propuso un impuesto del 5 por ciento a estas grandes fortunas, con lo que estiman que se recaudarían 270 millones de pesos anuales que permitirían incrementar la inversión en salud pública cerca del 40 por ciento o multiplicar por 17 la de protección ambiental.

“A pesar de los avances en políticas sociales y laborales del Gobierno Federal, en el contexto de la pandemia la desigualdad en México sigue siendo lacerante”, resumió Oxfam en el estudioLa ley del más rico“, presentado la semana en el Foro Económico Mundial de Davos y publicado este lunes con datos específicos de México.

En él citan, con base en el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Conveal), que mientras 43.9 millones de mexicanos viven en pobreza y 8.5 millones en pobreza extrema, la fortuna de los millonarios incrementó un tercio durante la pandemia.

Con los 15 grandes milmillonarios de México, explicó el informe, se refieren a quienes tienen una fortuna superior a los mil millones de dólares netos, entre los que señalan a Carlos Slim como el más rico de toda Latinoamérica.

Así, incidió Oxfam, el dueño del Grupo Financiero Inbursa y de Sanborns, entre otros negocios, vio crecer su fortuna 42 por ciento durante el citado periodo (20 millones de pesos o cerca de 1 millón de dólares), lo que significa que ya aglutina más riqueza que la mitad de la población mexicana.

Asimismo, el documento señaló que, de cada 100 pesos de riqueza creados entre 2019 y 2021, 21 pesos se fueron al 1 por ciento más rico, mientras que apenas 40 recayeron sobre el 50 por ciento más pobre.

Evasión de impuestos

Además, Oxfam denunció que los contribuyentes con ingresos superiores a 500 millones de pesos representaron solo el 0.03 por ciento de la recaudación total de impuesto federales.

Asimismo, hasta 2021 las grandes empresas pagaron tasas efectivas del impuesto sobre renta (ISR) de entre el 1 y el 8 por ciento, por debajo del 30 por ciento que establece la ley.

Y pese a alabar las acciones del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador para combatir la desigualdad extrema y aumentar la recaudación, como auditorías a grandes empresas, Oxfam lamentó que el presidente no haya implementado una “reforma fiscal progresiva para aumentar sus ingresos”.

Por ello, dijo, México está en el último lugar de Latinoamérica en recaudación de impuestos a la riqueza, cercana al 0.34 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Con información de EFE