La investigación sobre la manipulación de pruebas anticontaminantes en Volkswagen se amplió para abarcar al director general de la división Audi, informaron autoridades alemanas.

Los fiscales detallaron que la averiguación abarca ahora a Rupert Stadler, por lo que su casa fue cateada.

Agregaron que Stadler es investigado por presunto fraude, así como por participación indirecta en alteración de documentos.

Foto de Reuters

La investigación sobre el ejecutivo de Audi se enfoca en autos vendidos en Europa presuntamente equipados con software que apagaba los controles de emisión al momento de que el vehículo era manejado regularmente.

Volkswagen se declaró culpable en Estados Unidos de los cargos y las autoridades también presentaron cargos contra el director general Martin Winterkorn y otros ocho administradores.

Audi señaló en un comunicado que “estamos cooperando con las autoridades” en la investigación.