Trabajadores de General Motors en Silao rechazan contrato colectivo

Trabajadores de General Motors en Silao rechazan contrato colectivo - General Motors Silao
Vista general de la empresa General Motors en Silao, Guanajuato. Foto de EFE

Trabajadores de la planta de General Motors en Silao, Guanajuato, votaron en contra del contrato colectivo que mantenían

General Motors aseguró que respetará los beneficios y prestaciones de todos sus trabajadores en la planta de Silao, Guanajuato, mientras la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) determina el futuro del contrato colectivo.

Por medio de un comunicado, la compañía garantizó el respeto al proceso y resultados de la votación, después que se informara que se determinó que el contrato colectivo actual no sea legítimo.

General Motors continuará al pendiente de la resolución definitiva que emita la STPS, para lo cual cuenta con un plazo de 20 días hábiles y de igual forma seguirá colaborando con las autoridades competentes en las siguientes etapas del proceso”, señaló.

La planta en Silao continuará sus operaciones bajo las condiciones del contrato colectivo actual mientras que se negocia y aprueba el nuevo.

Para GM es muy importante que sus trabajadores hayan podido ejercer sus derechos de manera personal, libre, secreta y directa (…) Estamos comprometidos con el país, Guanajuato y su gente, como lo ha hecho durante más de 85 años de operaciones en México”, aseguró la automotriz.

 

GM General Motors Silao Guanajuato
Planta de General Motors en Silao, Guanajuato. Foto de Google Maps

 

Empleados de General Motors en Guanajuato votaron contra la Confederación de Trabajadores de México (CTM), la central obrera más grande del país, en una elección a raíz de una queja por el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) informó este jueves que 3.214 trabajadores votaron por “no” mantener el contrato colectivo actual, frente a 2.623 que eligieron “sí” y 39 sufragios nulos.

“Con lo cual el contrato colectivo se da por terminado, pero los trabajadores no perderán ningún derecho adquirido y conservarán las mismas prestaciones y condiciones laborales”, indicó la STPS sobre las votaciones de la planta de Silao, Guanajuato, en el centro del país.

México y Washington habían anunciado en julio “un curso de reparación” tras una “solicitud de revisión” que Estados Unidos envió el 12 de mayo por irregularidades detectadas en la votación del contrato colectivo y “la denegación” de los derechos de libre asociación y negociación colectiva.

El Instituto Nacional Electoral (INE) y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) vigilaron la reposición de la votación, a la que estaban convocados cerca de 6.000 trabajadores este martes y miércoles.

Previo a la votación, la CTM denunció “una constante presión de sindicatos” para influir en la votación.

Pero este jueves, tras la elección, miembros del grupo Generando Movimiento celebraron el resultado al declarar a los medios que rechazaron las “triquiñuelas” e irregularidades de la CTM.

“La reposición de la consulta de legitimación forma parte de los resolutivos de la STPS del 11 de mayo y 21 de junio, así como el curso de reparación acordado entre los Gobiernos de México y Estados Unidos, en el marco del Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida”, añadió la Secretaría del Trabajo.

Con información de El Financiero y EFE

 

Menú de accesibilidad