Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

G7 y la Fed no logran disipar miedo de los inversores al COVID-19

G7 y la Fed no logran disipar miedo de los inversores al COVID-19 - Foto de EFE
Foto de EFE

Jerome Powell, presidente de la Reserva Federal, dijo que el COVID-19 está generando una elevada incertidumbre y que lastrará la actividad económica

El mensaje de los países del G7, los más desarrollados del mundo, y el recorte sorpresa de los tipos de interés por la Reserva Federal (Fed) no han disipado el miedo de los inversores al impacto del coronavirus (COVID-19), ya que las bolsas europeas han perdido fuelle -aunque han cerrado en verde-, y Wall Street se ha decantado por el rojo.

Los mercados europeos, que habían llegado a subir el 3 por ciento al mediodía, impulsados por el cierre alcista de Wall Street del lunes, se han desinflado tras divulgarse el comunicado del G7, apenas han reaccionado al recorte de los tipos de interés en Estados Unidos (EEUU) y han vuelto a perder gas tras la intervención del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell.

Londres ha ganado un 0.95 por ciento al cierre; Fráncfort, un 1.08 por ciento; París, un 1.12 por ciento; Milán, un 0.43 por ciento; y Madrid, un 0.80 por ciento.

Previamente, en Asia, Tokio había bajado un 1.22 por ciento, Hong Kong se había mantenido plano, Shanghai había subido un 0.74 por ciento y Seúl había avanzado un 0.58 por ciento .

En Wall Street, el Dow Jones, que este lunes cerró con una subida del 5 por ciento, pierde ahora en torno al 1.5 por ciento.

Este descenso se produce a pesar de la decisión de la Fed de bajar los tipos de interés en medio punto, hasta dejarlos entre el uno por ciento y el 1.25 por ciento, una medida que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, considera insuficiente.

La posterior intervención del presidente del banco central estadounidense tampoco ha tranquilizado a los mercados. Jerome Powell ha dicho que el COVID-19 está generando una elevada incertidumbre y que este hecho lastrará la actividad económica.

Horas antes de la decisión del banco central de EE.UU., la Reserva Federal de Australia había rebajado en un cuarto de punto los tipos de interés, hasta el 0.5 por ciento, un mínimo histórico.

Los mercados tampoco han acogido con entusiasmo el comunicado conjunto del grupo de los países más desarrollados del mundo.

El G7 y sus bancos centrales han reiterado su voluntad de utilizar todas las herramientas a su alcance, incluso medidas fiscales “cuando sea apropiado”, para hacer frente a los riesgos ligados a la expansión del COVID-19.

El mercado del petróleo ha reproducido el esquema que han seguido hoy las bolsas. Los precios han iniciado la jornada con subidas en el entorno del 3 por ciento, mientras que ahora el Brent, de referencia en Europa, sube un 0.6 por ciento y el Texas, referente en EE.UU., lo hace un 0.8 por ciento.

En este contexto de incertidumbre, la deuda pública de países solventes ha vuelto a convertirse en refugio.

La rentabilidad del bono estadounidense a diez años ha alcanzado un nuevo mínimo histórico (mil 022 por ciento), mientras que la del alemán ha bajado ligeramente hasta el -0.625 por ciento.

Con información de EFE

bolsascoronaviruscovid-19fedg7Grupo de los 7mercados bursátiles
Menú de accesibilidad