Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Diferencias entre el USMCA y el TLCAN

Diferencias entre el USMCA y el TLCAN - Foto de CNN
Foto de CNN

Estos son los cambios más grandes entre el acuerdo NAFTA de casi 25 años y el nuevo USMCA

Estados Unidos, Canadá y México llegaron al acuerdo comercial USMCA (por sus siglas en inglés) y que reemplazará al TLCAN.

Se espera que el presidente Donald Trump y sus homólogos mexicano y canadiense firmen el acuerdo para fines de noviembre. Luego, dependerá del Congreso aprobar el acuerdo que probablemente será votado el próximo año.

Estos son los cambios más grandes entre el acuerdo NAFTA de casi 25 años y el nuevo USMCA.

Apertura del mercado lácteo de Canadá

En una victoria para los Estados Unidos, USMCA abrirá parte del mercado de productos lácteos de Canadá a los agricultores estadounidenses. El tema fue un gran punto de conflicto entre los dos equipos de negociación.

Bajo el TLCAN original, Canadá limitó la cantidad de leche, queso y otros productos lácteos que podrían venir de los Estados Unidos.

Pero bajo el acuerdo actualizado, Canadá establecerá nuevas cuotas para los Estados Unidos y aumentará el acceso al mercado para los productos lácteos, aves y huevos de los Estados Unidos. A cambio, Estados Unidos permitirá que más productos lácteos, cacahuetes y productos de cacahuete canadienses y una cantidad limitada de azúcar crucen la frontera, según un documento de la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos.

Foto de internet

Canadá también acordó poner fin a un sistema que mantuvo bajo el precio de algunos productos lácteos, incluida la proteína de la leche. Este cambio también permitirá que más productos lácteos de EE.UU. Ingresen al mercado canadiense.

Los productores de lácteos de Canadá rápidamente criticaron el nuevo acuerdo comercial, alegando que pone en peligro el sustento de los productores lecheros canadienses.

Recientemente, Canadá hizo concesiones en la Asociación Transpacífica y un acuerdo comercial con la Unión Europea que también abrió su mercado de productos lácteos.

Fabricación de automóviles

El nuevo acuerdo requerirá que se realicen más partes de un vehículo en América del Norte para que el automóvil esté libre de tarifas.

Requiere que el 75 por ciento de las piezas se realicen en Canadá, México o los Estados Unidos, aproximadamente 12 puntos porcentuales más que en el TLCAN original.

La disposición ayudará a mantener la producción de piezas de automóviles en los Estados Unidos y traerá algo de producción que se trasladó al extranjero.

Ford Motor Company aplaudió el acuerdo porque “apoyará un negocio automotriz integrado y globalmente competitivo en América del Norte”.

Cláusula de la puesta del sol

Estados Unidos había querido incluir en el nuevo acuerdo una cláusula que mataría al TLCAN después de cinco años, a menos que los tres países acordaran renovarlo.

En su lugar, los negociadores acordaron mantener el pacto comercial durante 16 años, con la posibilidad de extenderlo.

Los Estados Unidos, Canadá y México deberán reunirse cada seis años para decidir si se extiende el acuerdo.

Los Estados Unidos, Canadá y México deberán reunirse cada seis años para decidir si se extiende el acuerdo. Foto de Internet

Tipos de cambio

El tratado incluye una disposición cambiaria para disuadir a los países de manipular sus monedas.

Los países frecuentemente se comprometen a evitar manipulaciones monetarias injustas. 

Resolución de conflictos

Cuando se descubre que los países violan el acuerdo, existen reglas estrictas y rápidas sobre cómo responsabilizar a las naciones. En el antiguo acuerdo de NAFTA había tres tipos.

Dos de esos sistemas de solución de controversias permanecerán básicamente intactos, pero se les cambiará el nombre.

El primero es un sistema para resolver disputas de estado a estado, anteriormente conocido como Capítulo 20. El segundo mecanismo es el antiguo Capítulo 19 del TLCAN, que resuelve las disputas entre dos países en casos de derechos y compensatorios. Eso también permanecerá intacto en el nuevo acuerdo.

Una diferencia es que otro proceso de liquidación, anteriormente conocido como Capítulo 11, se eliminará gradualmente entre los EE.UU. y Canadá, pero se mantendrá en ciertos sectores clave como el petróleo y el gas, la infraestructura y las telecomunicaciones entre los EE.UU. y México.

Ayuda para los trabajadores estadounidenses

El nuevo acuerdo comercial apunta a apoyar a los trabajadores estadounidenses de varias maneras.

En particular, requiere que del 40 al 45 por ciento de las piezas de automóviles y camiones sean fabricadas por trabajadores que ganan al menos 16 dólares por hora. El objetivo es nivelar el campo de juego entre los trabajadores automotrices estadounidenses y mexicanos e incentivar a los fabricantes a construir más en los Estados Unidos. 

Una de las principales críticas al TLCAN es que impulsó a los fabricantes de automóviles estadounidenses a cambiar la producción al sur de la frontera, donde los trabajadores ganan mucho menos que sus contrapartes estadounidenses.

El acuerdo también exige que el 75 por ciento de las piezas de un vehículo se deben hacer en América del Norte, por encima de la regla actual del 62.5 por ciento. La administración de Trump sostiene que esto ayudará a incentivar a miles de millones en la producción del nuevo sector automotriz en los Estados Unidos.

Además, México se ha comprometido a reconocer el derecho de los trabajadores a negociar colectivamente, y los tres países acordaron hacer cumplir los derechos reconocidos por la Organización Internacional del Trabajo.

El presidente Trump dijo que el acuerdo transformará a Norteamérica de nuevo en una potencia de fabricación.

“En lugar de que los empleos se vayan al extranjero, volverán a casa”, dijo en una ceremonia en el jardín de rosas.

El acuerdo también exige que el 75 por ciento de las piezas de un vehículo se deben hacer en América del Norte. Foto de Reuters

Sin embargo, los expertos aún están revisando los documentos para determinar el impacto real del acuerdo.

“La conclusión es que simplemente no tenemos suficiente información en este momento para saber si el TLCAN 2018 responde a los intereses económicos de los Estados Unidos”, escribió la especialista en política comercial de AFL-CIO Celeste Drake en una publicación de blog. “Sobre el trabajo, a pesar del progreso, queda mucho trabajo por hacer”.

Algunos expertos comerciales se muestran escépticos de que el acuerdo impulsará el empleo en el sector automotriz. De hecho, los nuevos mandatos pueden hacer que los fabricantes de automóviles estadounidenses cambien la producción a Japón, Corea u otros países fuera de América del Norte. Tendrán que pagar un arancel del 2.5 por ciento, pero tal vez les resulte más económico que adherirse a las reglas de USMCA, dijo Robert Lawrence, profesor de comercio internacional e inversiones en Harvard.

‘Modernizando’ el TLCAN para la era digital

El nuevo acuerdo aborda algunos de los problemas que han surgido en los últimos 25 años. Por ejemplo, describe las sanciones penales por piratear películas en línea.

También prohíbe los derechos sobre música digital, libros, software y videojuegos que se distribuyen electrónicamente e incluye protecciones de propiedad intelectual más fuertes, incluidas las patentes de servicios financieros y biotecnología.

Otras tarifas

Una gran pregunta es cómo los tres países resolverán las disputas sobre los aranceles estadounidenses en las importaciones de acero y aluminio de Canadá y México.

Por ahora, esa parte, junto con los aranceles de represalia que los países han impuesto, quedaron fuera del acuerdo.

Esa pieza tendrá que ser negociada por separado, dijeron altos funcionarios de la administración.

Con información de CNN

tlcanUSMCA
Menú de accesibilidad