Diálogo y liderazgo, armas de candidatos para devolver confianza al BID
Diálogo y liderazgo, armas de candidatos para devolver confianza al BID. Foto de Twitter Gerardo Esquivel

A tres días de la votación del nuevo presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), varios de los candidatos a presidirlo ofrecieron su punto de vista sobre el futuro de la organización, con un objetivo común, el de devolver la confianza a la institución.

“Lo que tenemos que hacer es, en primer lugar, reconstruir la confianza y yo creo que esto tiene que pasar por el diálogo y el respeto”, apuntó Gerardo Esquivel, el candidato presentado por México.

En un foro virtual organizado por el Center for Global Development, en el que participaron cuatro de los cinco candidatos, Esquivel dijo que “está claro que algo está pasando dentro de la institución”.

“Lo que yo ofrezco es la actitud de siempre ser respetuoso y constructivo (…) Creo que la gerencia y la junta directiva tienen que trabajar juntos para reconstruir esta confianza y también para reforzar la moral del personal”, añadió el hasta ahora subgobernador del Banco de México (Banxico).

Aunque no directamente, Esquivel se refirió a la crisis por la que atraviesa el banco de desarrollo tras la salida del estadounidense de origen cubano Mauricio Claver-Carone, quien fue expulsado de la presidencia por haber mantenido una relación amorosa con una subordinada, a la que le subió varias veces el sueldo.

En el evento participaron cuatro de los cinco candidatos, Esquivel y Nicolás Eyzaguirre, nominado por Chile, Ilan Goldfajn, nominado por Brasil y Gerard Johnson, nominado por Trinidad y Tobago.

No acudió, aunque había sido invitada, la candidata argentina, Cecilia Todesca, quien sí se espera que participe en un foro similar mañana organizado por el Atlantic Council.

El pasado domingo, los cinco candidatos presentaron a puerta cerrada ante la Asamblea de Gobernadores del BID sus propuestas y será este domingo día 14 cuando los ministros de Economía y otras autoridades económicas de los 46 países del organismo decidan quién es el sucesor de Reina Irene Mejía, presidenta en funciones desde la salida de Claver-Carone.

En la charla virtual los candidatos presentaron las líneas generales de sus propuestas para dirigir el banco y Esquivel apuntó a “volver a los temas críticos” por los que surgió el BID, luchar contra la pobreza y la desigualdad, aunque haciendo frente a “nuevas demandas” como el cambio climático, las brechas de género o la inclusión racial.

El candidato de Chile, apuntó por su parte, que lo más importante es que haya un “liderazgo de consenso” ya que Latinoamérica es una región “muy diversa” con países con distintas prioridades.

“Yo aporto la experiencia de mi país, algo fuerte, pues hemos podido llegar a consensos después de la dictadura”, apuntó Eyzaguirre, exministro de Hacienda y de Educación.

El candidato brasileño indicó que lo más necesario es hacer que el BID “vuelva a ser la institución multilateral más importante de la región” y para ello es necesario “un fuerte liderazgo”, en un momento en el que “la moral está baja” en la institución.

“Se necesita motivación, y el liderazgo debe venir de alguien no ideológico, que conozca la región, alguien con experiencia gerencial, alguien que sepa cuáles son las necesidades en el desarrollo”, añadió.

Para Johnson, una de las principales apuestas que tiene que hacer el BID es fortalecer los vínculos con el sector privado, ya que “el espacio fiscal de los Gobiernos es minúsculo y la crisis lo hará encoger”.

“Tiene que haber un compromiso más serio en la inversión del sector privado”, insistió, en una época en la que “la crisis puede ser vista como una oportunidad”.

Con información de EFE