Cae la economía mundial y afectará el crecimiento de México este año: Banxico

Cae la economía mundial y afectará el crecimiento de México este año: Banxico - Trabajador en fábrica mexicana. Foto de Reuters
Trabajador en fábrica mexicana. Foto de Reuters

Las cifras de la actividad industrial mantienen los focos rojos encendidos por el temor a una recesión económica a escala global

Las cifras de la actividad industrial, las ventas minoristas y los resultados en las bolsas en todo el mundo mantienen los focos rojos encendidos por el temor a una recesión económica a escala global, mismas tendencias que se ven reflejadas en México.

En nuestro país, la producción industrial retrocedió 2.5 por ciento durante 2018 (en su comparación anual), e inició 2019 con tres meses consecutivos de caídas, según cifras del INEGI. Es decir, la producción industrial nacional tuvo en diciembre del 2018 su peor caída a tasa anual desde noviembre de 2009.

La economía de México creció dos por ciento el año pasado y el Banco de México espera cerrar 2019 con una expansión económica de entre 1.8 por ciento y 2.8 por ciento. No obstante, los analistas privados son más cautelosos, pues esperan que el PIB crezca 1.8 por ciento en 2019. Jonathan Heath, miembro de la Junta de Gobierno del Banco de México, reveló que este crecimiento del PIB corresponde a una desaceleración económica, lo que ya se esperaba.

No obstante, este no es un problema que solo afecta a la economía nacional.

El recién estrenado Índice de Producción Industrial manufacturero en Argentina, con nueva medición del anterior estimador mensual industrial (EMI), sufrió una caída de 14.7 por ciento de manera interanual en diciembre, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En Brasil, en cambio, hay un ánimo positivo. Los analistas del Banco Central no mantienen cambios en materia de inflación ni del tipo de cambio, aunque presentaron un modesto crecimiento de 1.1 por ciento en 2018, impulsado principalmente por el sector automotriz, por lo que cerraron con resultados positivos por segundo año consecutivo a pesar de una desaceleración en relación con 2017, según estadísticas del gobierno.

En Europa el panorama es más sombrío. El euro cotiza nuevamente a la baja ante el dólar, desde que se revelaron las cifras decepcionantes sobre la actividad industrial en Alemania.

La Oficina Federal de Estadísticas alemana (Destatis) reveló a inicios de febrero que la producción industrial alemana cayó inesperadamente en diciembre, por cuarto mes consecutivo, enviando una señal de que el crecimiento de la mayor economía de Europa se está debilitando.

Así, la producción industrial bajó un 0.4 por ciento, contra el pronóstico de Reuters de un alza del 0.7 por ciento.

Los analistas prevén que esta caída hace más probable que la economía alemana se contraiga en el cuarto trimestre, traduciéndose en una recesión, puesto que el crecimiento del producto interno bruto cayó en el tercer trimestre.

La economía alemana se estancó en el cuarto trimestre de 2018 (0.0 por ciento), evitando por poco la recesión, luego de un retroceso de 0.2 por ciento del PIB en el tercer trimestre, tal como anunció el pasado jueves Destatis.

Por tal motivo, tras una década de expansión constante, Alemania hoy enfrenta dificultades por las fricciones comerciales de Estados Unidos con China y la Unión Europea. Además, una posible salida de Gran Bretaña de la UE el próximo mes sin un acuerdo también está ensombreciendo las perspectivas para los fabricantes alemanes.

La Comisión Europea también redujo este jueves drásticamente sus previsiones de crecimiento para 2019 en la zona euro, con una desaceleración particularmente importante en Alemania e Italia y algo menor en Francia.

Esta “desaceleración” se debe por una parte a factores externos como “la gran incertidumbre respecto a las políticas comerciales, especialmente [el litigio] entre Estados Unidos y China”, declaró el comisario europeo para Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, durante una rueda de prensa en Bruselas.

Por otro lado, la tasa de desempleo en el mundo se redujo ligeramente en 2018, hasta el 5 por cieento, su nivel anterior a la crisis financiera de 2008, pero siguen las disparidades entre hombres y mujeres, señaló este miércoles Naciones Unidas.

Con información de López Dóriga Digital

#Alemania#Argentinaactividad industrialbrasileuropamexicorecesión