Pico de inflación será en agosto o septiembre; se prevé disminución a 3 por ciento en 2024: Banxico
Comerciantes ofrecen productos en el Mercado Jamaica, en la Ciudad de México. Foto de EFE/ Isaac Esquivel.

El Banco de México (Banxico) prevé que el pico de la inflación en el país llegue este agosto o en septiembre, para después disminuir paulatinamente y llegar al objetivo de 3 por ciento en 2024.

En entrevista con Joaquín López-Dóriga para Radio Fórmula el subgobernador de Banxico, Gerardo Esquivel, detalló que a nivel mundial los bancos centrales están combatiendo la inflación derivada de la pandemia y la invasión rusa en Ucrania subiendo las tasas de interés como medida principal.

Reconoció que el aumento a 8.5 por ciento de la tasa de interés es el más alto desde que se tiene el Régimen de Objetivos de Inflación actual.

Es un contexto muy complejo, pero estamos haciendo lo mejor posible para enfrentar la inflación”, aseguró.

El subgobernador del Banco de México explicó que subir la tasa de interés encarece algunos servicios como los créditos, sin embargo, se busca atacar la inflación desde las expectativas para que en alrededor de un año o año y medio regrese al 3 por ciento.

Con estas acciones que estamos tomando estamos mandando la señal de que nosotros vamos a tomar esas acciones para que los agentes económicos incorporen eso en sus decisiones y sepan que en el futuro la inflación va a ser menor de lo que es ahora, de manera inicial que no se sientan presionados o tentados para ajustar sus precios de manera inercia”, indicó.

Banxico estima que el punto más alto de la inflación llegue este agosto o en septiembre y a partir de entonces baje paulatinamente.

Todo 2023 será un año de desinflación. (La inflación) empezará a caer dentro de nuestro rango objetivo de entre 2 y 4 por ciento hacia el 2023, y llegará a su objetivo final de 3 por ciento entre el primer y segundo trimestre de 2024″, expuso.

Gerardo Esquivel mencionó que la pandemia de COVID-19 dio inicio al proceso inflacionario actual porque durante el confinamiento bajó la demanda de servicios y aumentó el consumo de mercancías.

Lo anterior afectó los procesos de logística y distribución a nivel mundial.

Eso generó un cambio importante en los precios de las mercancías. Ese fue el primer choque inflacionario”, detalló.

A dicho fenómeno se sumó la invasión rusa de Ucrania que impactó de manera especial al sector energético y al agropecuario.

Esto fue el segundo gran choque y eso generó esta presión inflacionaria que se vive en México y todo el mundo”, acotó.

Con información de López-Dóriga Digital