AMLO pronostica que economía mexicana puede llegar a crecer hasta 4% en 2023
Foto de carlos aranda en Unsplash

El presidente Andrés Manuel López Obrador dio su pronóstico de que la economía mexicana podría llegar a crecer 4 por ciento para este 2023.

Lo anterior fue detallado por el mandatario mexicano durante su conferencia matutina de Palacio Nacional, donde dio su resumen quincenal de los números económicos de su Administración.

Nuestro pronóstico para este año, es de que podemos llegar a 4 por ciento de crecimiento anual, y esto va a subir”, aseveró el tabasqueño.

“Y lo mismo el año próximo, que va a ser el último año de nuestro Gobierno”, puntualizó en el Salón Tesorería,

El Banco de México (Banxico) elevó el pasado miércoles a 2.3 por ciento su pronóstico de crecimiento del producto interno bruto (PIB) para 2023, desde una previsión previa de 1.6 % ante un crecimiento mejor al esperado en el primer trimestre.

En su “Informe trimestral enero-marzo 2023”, el banco central estimó un escenario central de crecimiento de 2.3 por ciento con un límite inferior de 1.7 % y uno superior de 2.9 por ciento.

En contraste, el organismo autónomo disminuyó a 1.6 por ciento su proyección central del PIB para 2024, desde una estimación anterior de 1.8 %.

La mejora de la perspectiva para 2023 ocurre tras confirmarse el viernes pasado que la economía de México creció un 1 por ciento trimestral y un 3.7 % interanual en el primer trimestre del año, superior a las expectativas de los analistas.

“El crecimiento de la economía mexicana en el primer trimestre de 2023 fue mayor a lo anticipado en el informe previo, como reflejo de la resiliencia de la economía nacional. Ello incrementa la base de crecimiento para el resto del año y da lugar a una revisión al alza”, expuso el banco central en su reporte.

En el tema de la inflación, el mandatario mexicano dejó en claro que “se ha ido resolviendo” en los últimos meses.

Era un problema que nos preocupaba y nos ocupó bastante y nos sigue ocupando, porque pueden aumentar los salarios,, pero con inflación se pierde podeR de compra poder adquisitivo”, subrayó.

“Esto afecta a la gente pobre, a los trabajadores, qué le va a afectar a los de arriba, pues muy poco, pero a la mayoría de la gente la inflación le pega muy fuerte. Esperamos que siga bajando”, manifestó.

La tasa de inflación general mexicana bajó en la primera quincena de mayo hasta el 6 por ciento, gracias a la caída de precios de energéticos y agropecuarios, informó el pasado 24 de mayo el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El dato, por debajo de las expectativas del mercado, implica seis quincenas consecutivas de descenso tras el índice de 6.25 por ciento de todo abril, 6.85 % de marzo, el 7.62 por ciento de febrero, el 7.91 % de enero y el 7.82 por ciento de diciembre pasado, cuando la inflación tuvo su mayor cierre anual en 22 años y lo que va del siglo.

Además, el instituto de estadística reportó un decremento de 0.32 por ciento en el Índice de Precios al Consumidor (IPC) respecto a los 15 días anteriores.

La inflación se ha ido resolviendo,