ÚLTIMA HORA El presidente López Obrador fue sometido a un cateterismo y se encuentra en buen estado de salud
Rechazan protestas de Mercedes contra Max Verstappen
Foto de EFE/EPA/KAMRAN JEBREILI

Los comisarios de la FIA (Federación Internacional del Automóvil) han denegado finalmente las dos protestas formuladas por Mercedes este domingo en el circuito de Yas Marina, sede del Gran Premio de Abu Dabi, el último del Mundial de F1, que se anotó el neerlandés Max Verstappen (Red Bull) tras relegar al segundo puesto al inglés Lewis Hamilton, de la escudería de Brackley, que alegó que la arrancada del coche de seguridad no se ajustó al Reglamento Deportivo de la Fórmula Uno.

Los comisarios desestimaron inicialmente la protesta referida a lo que Mercedes considera una vulneración del artículo 48.8, al admitir que hubo un momento en el que, mientras frenaban y aceleraba, Verstappen pudo estar algo adelantado a Hamilton mientras rodaba el coche de seguridad, pero aduciendo que el neerlandés regresó inmediatamente al lugar que ocupaba.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de FORMULA 1® (@f1)

Posteriormente denegaron la posible infracción que reclamaba Mercedes en relación con el artículo 48.12, el que se refiere a que todos los coches doblados deben recolocarse antes de que salga de pista el ‘safety’, algo que al parecer solo hicieron los que se encontraban entre los dos aspirantes al título; y que los comisarios acaban de desestimar en Yas Marina.

El neerlandés Max Verstappen (Red Bull), se proclamó este domingo, por primera vez, campeón del mundo de Fórmula Uno, tras ganar en el circuito de Yas Marina el Gran Premio de Abu Dabi, el último del año; que su gran rival, el inglés Lewis Hamilton (Mercedes) acabó segundo y el español Carlos Sainz (Ferrari) tercero; y que se resolvió de forma alocada y emocionante: literalmente, en la última vuelta del Mundial.

Si este fue, sin duda, el Mundial más emocionante de los últimos años, su resolución no fue apta para cardíacos. Todo se decidió en el giro final de la última carrera del año; a la que ambos contendientes llegaban empatados a puntos; y después de que entrase a pista, a falta de cinco, un coche de seguridad, como consecuencia del accidente del canadiense Nicholas Latifi (Williams). Hamilton, que lideraba la prueba en ese momento, no cambió neumáticos. Sí lo hizo Verstappen, que, con gomas nuevas lanzó un ataque a muerte en la resalida de una carrera que se decidió en la vuelta final y en la que ‘Mad Max’, de 24 años, se convirtió en el primer piloto de los Países Bajos en ganar el Mundial de Fórmula Uno.

Verstappen repitió la victoria del año pasado en Yas Marina -donde Hamilton había ganado cinco veces-, asimismo desde la ‘pole’, pero con una resolución que -entre las innumerables conjeturas vertidas durante las jornadas previas- nadie supo anticipar. Sumó su décima victoria del año, la vigésima en la F1 y se convirtió asimismo en el primer campeón con un motor Honda desde 1991; cuando se coronó con un McLaren el mito brasileño Ayrton Senna, que ganó tres Mundiales para Brasil.

Mercedes se tuvo que conformar con anotarse su octavo Mundial de constructores, en una carrera que el otro Red Bull (segundos por equipos), el del mexicano Sergio Pérez -que acabó cuarto el Mundial-, abandonó al final, cuando había entrado en pista el coche de seguridad; sirviéndole en bandeja el no poco merecido podio a Sainz.

Con información de EFE