Pandemia por coronavirus (Cobertura especial)

Patriotas vs. Rams, SuperBowl LIII

Patriotas vs. Rams, SuperBowl LIII - Foto de @NFL
Foto de @NFL

Tras un par de juegazos, quedó definido el SuperBowl. Están en el Gran Juego los favoritos desde el inicio del campeonato: Rams y Patriotas

Tras un par de juegazos, quedó definido el SuperBowl. Están en el Gran Juego los favoritos desde el inicio del campeonato: Rams y Patriotas.

En un auténtico juego cardíaco, donde brillaron ambos QBs, Tom Brady demostró que tiene todos los argumentos para ser el mejor de todos los tiempos y logró remontar, en menos de dos minutos y de visitante, el juego y llevar, una vez más, a los Patriotas al Super Tazón.

 

 

No obstante, el novato demostró tener grandes condiciones para los juegos importantes y logró la hazaña y faltando menos de 40 segundos puso el marcador empatado e irnos a Tiempo Extra.

 

 

Pero para el tiempo extra, Patriotas demostró por qué son una dinastía. Brady tomó el balón y con tranquilidad y 5 minutos condujo a Nueva Inglaterra al SuperBowl.

 

 

 

Brady agranda su leyenda 

 

El mariscal de campo Tom Brady lideró a los Patriots al SuperBowl 53 al derrotar este domingo 37-31 a los Chiefs en la prórroga y ahora se enfrentará en la última instancia de la NFL a unos Rams que hicieron lo propio 26-23 ante los Saints también en el tiempo extra.

Con esta victoria, Brady disputará su noveno SuperBowl y su tercera consecutiva después de haber ganado el título en cinco ocasiones.

“Prórroga, en la carretera, contra un gran equipo… Ha sido un partido increíble, estoy cansado”, dijo el eufórico quarterback de los de Nueva Inglaterra tras su penúltima gesta.

Y es que, a pesar de sus 41 años, Brady sigue dando la razón a los que lo señalan como el mejor jugador de football americano de todos los tiempos.

Bajo un ambiente gélido, fuera de casa y ante el mejor equipo ofensivo de la liga, Brady gritó presente desde el comienzo, dando una ventaja de 14-0 a los suyos al descanso.

Pero enfrente, los locales, liderados por su mariscal Patrick Mahomes, revirtieron la situación en un choque lleno de decisiones arbitrales controvertidas y, con un parcial de 24-14 en el último cuarto, llevaron el choque a la prórroga.

Allí, Brady no tuvo piedad y lideró el drive decisivo para la anotación de carrera de Rex Burkhead, que dejó sin opciones a los Chiefs y a Mahomes de poder contestar la jugada.

El quarterback de los Patriots lanzó para 348 yardas (30/46) con un touchdown y dos interceptaciones mientras el running back Sony Michel dejó su impronta con 29 carreras, 113 yardas terrestres y dos anotaciones.

Por los locales, el joven Mahomes, de 23 años y uno de los favoritos a hacerse con el premio al Jugador Más Valioso de la temporada, demostró por qué es el futuro de la liga con tres touchdowns y 295 yardas aéreas (16/31).

– “Sin palabras” –
Ahora, New England luchará por el título el 3 de febrero en Atlanta frente a Los Angeles Rams, que se habían deshecho unas horas antes de los Saints por 26-23 con un field goal en la prórroga.

Los angelinos fueron por detrás en el marcador a lo largo de todo el encuentro, pero lo igualaron con una anotación de tres puntos en los compases finales para forzar el tiempo extra y, ahí, el quarterback local Drew Brees fue interceptado y el kicker visitante Greg Zuerlein no erró un pateo de 57 yardas.

“Increíble. No encuentro las palabras”, dijo un emocionado Jared Goff, quarterback de los Rams, tras la contienda.

Los Saints, en un gran comienzo de su mariscal de campo, tomaron una rápida ventaja de 13-0 en el primer cuarto para el júbilo generalizado de los miles de aficionados que se dieron cita en el Superdome de Nueva Orleans.

Sin embargo, los Rams no bajaron los brazos y recortaron distancias de la mano de Goff, su joven quarterback de solo 24 años, que puso el marcador 13-10 al descanso.

Tras varios intercambios, Zuerlein anotó a falta de pocos segundos para el final para poner el 23-23 en el marcador y volvió a erigirse como héroe de los suyos en la prórroga con otra anotación muy lejana.

“Probablemente nunca nos recuperemos” de esta derrota, aseguró el técnico de los Saints, Sean Payton, tras quejarse por una polémica decisión arbitral al final del tiempo regular.

Brees terminó con 249 yardas de pase, dos touchdowns y una decisiva interceptación mientras Goff finalizó con 297 yardas aéreas, un touchdown y una interceptación.

De esta forma, el técnico Sean McVay, de 32 años, se consolida como uno de los nombres propios de la NFL y será el entrenador más joven en dirigir a un equipo en el Super Bowl.

patriotasramssuperbowl
Menú de accesibilidad