Lamar Jackson rechaza presión sobre los Ravens para ganar más dinero
Foto de @Lj_era8

El mariscal de campo Lamar Jackson, dos veces Pro Bowl de la NFL, negó este domingo que haya enviado mensajes a través de las redes sociales a los Baltimore Ravens para obtener más dinero en la renovación de su contrato.

Hacen que parezca que estoy hablando con los Ravens cuando no es así. No voy a poner mi vida empresarial en las redes sociales. Nunca haré eso. No lanzaré mensajes subliminales. Ese no soy yo”, aseveró el ‘quarterback‘ de 25 años.

Hace unos días Jackson modificó su foto de perfil en Instagram por una imagen en la que aparece una dentadura con los incisivos superiores bañados en oro con la palabra “need” (necesito), acompañada del símbolo monetario “$”, algo que avivó las críticas.

El pasador cumple en 2022 el último año de su contrato de novato y busca una ampliación para extender su tiempo en Baltimore. Esta temporada ganará 23,1 millones de dólares.

A diferencia de la mayoría de estrellas de la NFL el nacido en Pompano Beach, Florida, se encarga personalmente de esta negociación sin un agente y, según dijo, el sentido que le dieron varios medios a su publicación en redes podría perjudicarlo.

“No sé por qué la gente está explotando. Acabo de ver publicado esto con otro sentido. Simplemente toman todo lo que está en las redes y lo explotan. No se ponen a pensar lo que puede pasar contigo, aunque trato de no tomarlo demasiado en serio”, explicó.

El Jugador Más Valioso de la temporada 2019 dijo que las negociaciones con el gerente general de los Baltimore Ravens, Eric DeCosta, van por buen camino.

“Nuestra discusión sobre el contrato ya está en marcha y claro que espero poder anunciarla pronto, con un poco de suerte espero que sí”, expresó.

El ‘quarterback‘ estuvo ausente de los entrenamientos voluntarios de mayo, pero no faltó a los obligatorios de junio, se sometió a pruebas médicas y pisó el campo de juego junto a sus compañeros.

Jackson busca ser más constante en 2022, pues en la campaña anterior se perdió cinco juegos y su media cayó a 2 mil 882.

Por su baja productividad consiguió 16 anotaciones. Su mejor registro fue de 36 TD en 2019. Y fue capturado 38 veces, la cifra más alta en su paso por la NFL.

Con información de EFE