Clavadista Tom Daley reivindica causa LGTBI, al igual que otros deportistas

Clavadista Tom Daley reivindica causa LGTBI, al igual que otros deportistas - Tom Daley clavados
Foto de EFE

El británico Tom Daley volvió a reivindicar la causa gay tras colgarse el oro olímpico en el salto de 10 metros sincronizado

El clavadista británico Tom Daley, reconocido activista de los derechos del colectivo LGTBI, volvió a reivindicar la causa gay el pasado lunes tras colgarse el oro olímpico en el salto de 10 metros sincronizado, junto con Matty Lee.

Estoy increíblemente orgulloso de decir que soy un hombre gay y que también soy un campeón olímpico. Me siento empoderado porque cuando era más joven pensaba que nunca podría conseguir nada por ser quien yo era”, declaró el joven prodigio del salto, que participó en su cuarta cita olímpica

Daley ya reconoció abiertamente su homosexualidad el 2 de diciembre de 2013 en un vídeo en el que desveló que mantenía una relación con un hombre para “poner fin a rumores y especulaciones” sobre su vida privada.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Tom Daley (@tomdaley)

Dos años después normalizó su situación publicando en “The Times” su compromiso con el director y productor de cine estadounidense Dustin Lance Black, con el que luego contrajo matrimonio y con el que tiene un hijo.

Este caso de visibilidad de la homosexualidad en el mundo del deporte de élite tuvo un reciente ejemplo hace poco más de un mes, cuando el jugador de futbol americano Carl Nassib, la defensiva de Las Vegas Raiders, reconoció su condición de gay en su perfil de Instagram, convirtiéndose en el primer caso de un jugador en activo de la NFL en hacerlo.

Del deporte de la piscina, también “salió del armario” en julio de 2014 el nadador australiano Ian Thorpe, cinco veces oro olímpico y 11 en mundiales, después de negarlo durante años y de reconocer en 2012 que había estado al borde del suicidio por las depresiones que había sufrido durante años.

Aunque la causaLGTBI tuvo como pionero en el mundo del deporte a Dave Kopay en 1975, tras retirarse como profesional en el fútbol americano de la NFL.

Sin embargo, este colectivo conmemora su Día Contra la Homofobia en el Deporte el 19 de febrero, que coincide con la fecha de nacimiento del futbolista inglés Justin Fashanu. Fue el primer futbolista en dar a conocer su homosexualidad en octubre de 1990 desde Canadá, donde jugaba entonces. Fashanu acabó suicidándose el 2 de mayo de 1998, a los 37 años, por las presiones de su entorno.

Desde entonces, esa lista la han ido engrosando otros deportistas. En febrero de 2008, el exfutbolista y entrenador francés Olivier Rouyer lo visibilizó públicamente. Y a él le continuaron nombres como Gareth Thomas, jugador de rugby y excapitán de la selección galés, quien en 2009 reveló públicamente su orientación sexual que llevaba ocultando desde los 16 años por miedo al rechazo.

También el estadounidense Robbie Rogers, futbolista del Leeds United inglés, lo anunció poco después de retirarse, o el internacional alemán Thomas Hitzlsperger, que defendió los colores del Stuttgart o Wolfsburgo, entre otros equipos.

En la NBA, el baloncestista Jason Collins, que había jugado en los Wizards de Washington, publicó una carta en la revista “Sports Illustrated” que comenzaba: “Soy un pívot de la NBA de 34 años. Soy negro. Y soy gay”. Aquello fue en abril de 2013.

El deporte femenino de élite también tiene sus referentes en la extenista checa Martina Navratilova, que en 1981 reveló que era lesbiana. Ese mismo año también dio ese paso la también tenista californiana Billie Jean King, una de las activistas más relevantes por la defensa de la igualdad sexual. Y a ellas se suman nombres como la francesa Amelie Mauresmo o la puertorriqueña Gigi Fernández.

En el futbol mundial femenino fue la estadounidense Megan Anna Rapinoe, bicampeona mundial 2015 y 2019, la que reconoció su homosexualidad en 2012.

Con información de EFE

gayjuegos olímpicosLGTBItokio 2020Tom Daley
Menú de accesibilidad