Barcelona no aceptará jugar clásico español en el Bernabéu tras protestas

Barcelona no aceptará jugar clásico español en el Bernabéu tras protestas - Aeropuerto de Barcelona
Aeropuerto de Barcelona. Foto de EFE

El Barcelona no está dispuesto a que se cambie de sede el partido del 26 de octubre contra el Real Madrid, al estadio Santiago Bernabéu

El FC Barcelona no está dispuesto a que se cambie de escenario el partido del 26 de octubre, conforme a  la propuesta de LaLiga para que el encuentro se dispute en el estadio Santiago Bernabéu.

Así informó a EFE una fuente autorizada de la entidad azulgrana. El Barcelona recibió la notificación del Comité de Competición de la Real Federación Española de Futbol (RFEF), a instancias de LaLiga.

Pese a que dispone de tres días para responder a la misma, el club catalán ya tiene decidido que no piensa aceptar la posibilidad de que se cambie el orden de los clásicos.

El primer Clásico de la temporada entre el Barcelona y el Real Madrid, previsto para el día 26 de octubre a las 13:00 h en el Camp Nou, permanecerá en vilo hasta el miércoles que viene, fecha en la que se reunirá el Comité de Competición de la RFEF, que decidirá si finalmente se juega, se suspende o se permuta el orden del duelo y se traslada el primer envite al estadio Bernabéu.

Los incidentes ocurridos en las últimas horas en las calles de Barcelona y la atmósfera que se respira en la ciudad, así como la convocatoria de una manifestación unitaria del soberanismo para dicho día, provocaron que LaLiga pidiera formalmente a la Federación que el Clásico altere su orden y que sea el Real Madrid quien organice el encuentro de la primera vuelta en el Bernabéu, para evitar posibles disturbios, antes, durante y después.

El Comité estudiará el caso. Ambos clubes tienen hasta el lunes para presentar alegatos, si bien según pudo saber EFE, la Federación entiende la urgencia del asunto y podría fallar incluso antes del miércoles, día de la semana habitual para organizar sus reuniones.

El Real Madrid rechaza el posible cambio en el orden de los partidos y que el de la primera vuelta se dispute en el estadio Santiago Bernabéu. Fuentes del club indicaron a EFE que sería “adulterar la competición”. El vestuario, por su parte, no tiene problema alguno en acudir el sábado 26 a disputar el partido al Camp Nou.

El Barcelona, entretanto, no se ha pronunciado aún y quiere ganar tiempo. Hoy todo el club se encontraba en la antigua fábrica Damm de Barcelona celebrando la Bota de Oro que recibió Lionel Messi.

Justo después de recibir la RFEF la petición de LaLiga de cambiar el orden del los Clásicos FC Barcelona – Real Madrid, la Comisión Antiviolencia anunció que el encuentro “es de alto riesgo”, algo habitual en este tipo de enfrentamientos.

Con información de EFE

barcelonaBernabéuclásico españolprotestasreal madrid

Menú de accesibilidad