Sonda japonesa logra posarse sobre asteroide Ryugu

Sonda japonesa logra posarse sobre asteroide Ryugu - Foto de AFP
Foto de AFP

Como estaba previsto, la sonda aparentemente se posó solo durante unos segundos sobre el asteroide y regresó a su posición orbital

La sonda japonesa Hayabusa2 logró posarse el viernes sobre el asteroide Ryugu, situado a más de 300 millones de kilómetros de la Tierra, un breve contacto destinado a recopilar muestras del terreno de este cuerpo interestelar para saber más sobre la formación de nuestro sistema solar.

Como estaba previsto, la sonda aparentemente se posó solo durante unos segundos sobre el asteroide.

Según datos de la sonda, Hayabusa2 mostró cambios de velocidad y dirección, lo que indica que aterrizó en el asteroide y regresaba a su posición orbital, según funcionarios de la Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial (Jaxa).

En imágenes difundidas por internet se pudo ver a ingenieros de la Jaxa vigilando con nerviosismo desde la sala de control la información previo al aterrizaje, antes de romper en aplausos de alegría cuando la sonda dio una señal positiva.

“Estoy realmente aliviado. El tiempo pasó muy despacio hasta el aterrizaje. Fue bien, estamos muy contentos”, dijo Makoto Yoshikawa, unos de los responsables de la misión, en una primera conferencia de prensa.

La Jaxa aún debe analizar diversos datos para proporcionar los detalles de la operación, pero “confirmamos que la sonda se posó sobre Ryugu y creemos que hicimos un trabajo perfecto”, celebró ante la prensa otro miembro de la agencia.

Foto de AFP

Hayabusa2 “regresó, como estaba programado, a su posición orbital alrededor de Ryugu y envió las primeras indicaciones que muestran que se produjo el contacto con el asteroide”, añadió.

El descenso de Hayabusa2 a Ryugu comenzó el jueves con retraso, pero la sonda entró en contacto con el asteroide casi una hora antes de lo anunciado la mañana del viernes, anunció la Jaxa, que gestiona esta delicada misión con extrema prudencia.

El asteroide Ryugu está situado a unos 340 millones de kilómetros de la Tierra, lo que explica que se requiera un poco de tiempo hasta que los datos lleguen al centro de control de la misión.

Está previsto que se celebre una segunda rueda de prensa a lo largo de la jornada para proporcionar más detalles sobre la operación.

Con información de AFP

asteroideSatélitesonda