NASA intentará nuevo despegue de la misión Artemis I el sábado
El cohete SLS con cápsula Orion, parte de la misión Artemis 1, siendo transportado desde el Vehicle Assembly Building de la NASA hasta el pad 39B del Centro Espacial Kennedy en Merrit Island , Florida, EE. UU., en una fotografía de archivo. EFE/Cristóbal Herrera Ulashkevich

La NASA intentará de nuevo el próximo sábado desde Cabo Cañaveral, en la costa este de Florida (EE.UU.), lanzar al espacio la misión no tripulada Artemis I con destino a la Luna, luego de suspender este lunes el despegue por un problema técnico, informaron este martes los responsables del programa.

Los equipos revisaron los datos del intento de lanzamiento del lunes de la misión Artemis I y están avanzando con un segundo intento de lanzamiento el sábado 3 de septiembre”, anunció este martes la NASA.

La “ventana” del nuevo lanzamiento se abre ese día a partir de las 14:17 h local, según anunciaron los encargados del programa espacial.

En una teleconferencia, Mike Sarafin, director de la Artemis I, confirmó que, luego de estudiar detenidamente lo sucedido, se determinó que la falla principal tuvo que ver con la temperatura adecuada que debe tener el motor al momento del despegue, después de la carga de hidrógeno líquido.

De esta manera, uno de los cuatro motores RS-25 del potente cohete SLS diseñado para esta misión no pudo alcanzar el rango de temperatura adecuado que se requiere para que el motor arranque en el despegue.

El lunes, los técnicos trataron sin éxito una serie de correctivos hasta que finalmente se vieron obligados a suspender el lanzamiento.

Acordamos lo que se llamó la opción uno, que consistía en cambiar operativamente el procedimiento de carga y comenzar a enfriar antes nuestro motor”, detalló Sarafin.

De acuerdo con información de la NASA en su cuenta de Twitter, el conjunto de Artemis I, que incluye el cohete SLS y la nave espacial Orion, continúa este martes en la rampa de lanzamiento 39B del Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral.

La suspensión del lunes supuso un revés para una misión que algunos medios cifraron en 4 mil millones de dólares, y que suponía el debut en toda regla del cohete SLS, de 98 metros de altura (más que la estatua de la libertad de Nueva York) y el más potente fabricado hasta la fecha, gracias a sus 4 motores RS-25 y 2 propulsores adjuntos.

La misión tiene como objetivo realizar un viaje a la Luna de ida y vuelta y busca poner a prueba las capacidades del cohete SLS y de la cápsula Orión.

La Artemis I busca calibrar también las capacidades de la nave Orión, en la que pueden caber hasta cuatro tripulantes, y con reservas de agua y oxígeno que le permitirían unos 20 días de viaje independiente.

De fallar el sábado el nuevo intento, existe otra oportunidad de respaldo para que la misión Artemis I despegue el próximo 5 de septiembre, detallaron los directivos del programa.

Con información de EFE