Halcón peregrino, el ave que caza a más de 300 kilómetros por hora

Foto de internet
Foto de internet

Investigadores de las universidades de Groningen en Holanda y de Oxford desarrollaron una simulación computarizada para saber por qué estas aves cazan a velocidades tan altas


El halcón peregrino es el cazador más rápido del mundo, cayendo en picado a más de 300 kilómetros por hora, una velocidad necesaria para lograr capturar a sus presas.

Investigadores de las universidades de Groningen en Holanda y de Oxford colocaron cámaras de vídeo y rastreadores GPS en varios de estos depredadores aéreos.

Los científicos describen el ataque de los halcones, los cuales se caen en picada desde grandes alturas para cazar, como los que hacen los misiles hechos por el hombre.

Este método sorprendió a los equipos de investigación, pues este comportamiento arriesgado exige con seguridad grandes habilidades físicas y cognitivas.

 

Para indagar sobre la estrategia del halcón, los científicos desarrollaron una simulación computarizada fundamentada en la física del vuelo de las aves que enfrenta a los halcones con sus presas.

En esta simulación se añade la aerodinámica del vuelo, la forma en que los peregrinos aletean y pliegan sus alas, cómo perciben a su presa, reacciona a ella, y la manera en que caen en picada como un misil.

Video cortesía de Science Magazine

La técnica

Luego de ejecutar la simulación en numerosas ocasiones, variando la estrategia de ataque del halcón en cada ocasión, el equipo de investigación demostró que las inmersiones a alta velocidad permite que estas aves produzcan fuerzas aerodinámicas mayores para maniobrar, maximizando de esta manera sus posibilidades de capturar presas ágiles.

De todas formas, la simulación dejó ver que estas inmersiones a gran velocidad necesitan una precisión quirúrgica para que el peregrino ataque con éxito, lo que revela que su técnica es realmente sorprendente.

“Nuestras simulaciones revelan por qué los peregrinos han evolucionado para bucear desde grandes alturas y a velocidades más rápidas que cualquier otro animal”, señaló Robin Mills, autor del estudio e investigador en Groningen.

“En última instancia, nuestro objetivo es comprender la ‘carrera de armamentos’ entre los depredadores aéreos y sus presas, que ha llevado a las aves rapaces a convertirse en algunos de los animales más rápidos y ágiles de la Tierra”, agregó.

Video cortesía de Smithsonian Channel

Con información de ABC y Science Channel