Google podría espiar conversaciones de usuarios

Los desarrolladores advierten de un software instalado secretamente dentro de Chrome, capaz de escuchar las conversaciones privadas


Netlog

Los defensores de la privacidad y los desarrolladores de código abierto advierten de un software instalado secretamente dentro de Chrome, capaz de escuchar las conversaciones privadas.

Los desarrolladores de código abierto fueron los primeros en descubrir que Chrome de Google, comenzó a instalar remotamente códigos de espionaje de audio capaz de escuchar a los usuarios.

Fue diseñado para apoyar al nuevo “OK, Google”, un sistema de detección de comandos de voz de Chrome, que hace que el equipo responda cuando se le habla, y algunos usuarios afirman que se activa en las computadoras sin su permiso.

“Sin el consentimiento, el código de Google descargó un código “negro” que se habría convertido en el micrófono y escucha activamente en tu habitación”, advirtió el desarrollador Rick Falkvinge en un blog.

“Esto significa que tu computadora ha sido configurada en sigilo para enviar lo que se dice en la habitación de alguien, a una empresa privada en otro país, sin su consentimiento o conocimiento, una transmisión de audio activada por… un conjunto de condiciones desconocidas y no verificables”, agregó.

Un código permitiría espiar las conversaciones
Un código permitiría espiar las conversaciones

La respuesta

Google respondió a las quejas a través de un mensaje de sus desarrolladores.

“Si bien hacemos descargar un sistema de detección de comandos de voz, no lo activamos a menos que tú optes por hacerlo”.

Sin embargo, los informes de los desarrolladores indican lo contrario.

Falkvinge replica a Google diciendo: “La instalación por defecto seguirá espiando tu habitación sin tu consentimiento, a menos que la inhabilites”. Comentó que es necesario desactivar el micrófono y la cámara integrada en la mayoría de las computadoras.

Las funciones de búsqueda de voz se han convertido en una característica común en los smartphones, pero su paso al hogar, a través de las Smart TV’s, y ahora los navegadores, han causado preocupación por la posibilidad de escuchar dentro de la casa.

Aunque la mayoría de servicios requieren que el usuario las habilite, los defensores de la privacidad han cuestionado su uso, que requiere el envío de grabaciones de voz por Internet a los servidores de la compañía para su procesamiento, pero corre el riesgo de exponer involuntariamente conversaciones privadas.

Con información de The Guardian.