Crean embriones sintéticos de ratón en investigación clave para curar a humanos
Embrión de ratón. Foto de Steve Gschmeissner/SPL

Científicos israelíes crearon embriones de ratón sintéticos sin usar esperma u óvulo, en una investigación clave para crear órganos sintéticos para los humanos.

Investigadores del Instituto de Ciencias Weizmann en Israel cultivaron durante ocho días, dentro de un útero artificial, los embriones con corazones rudimentarios que latían, circulación sanguínea, tejido cerebral doblado y tractos intestinales.

Se espera que los científicos utilicen los modelos embrionarios para estudiar cómo se forman los órganos y desarrollar modelos de embriones a partir de células humanas.

El embrión es la mejor máquina para hacer órganos y la mejor bioimpresora 3D: intentamos emular lo que hace”, señaló el jefe del equipo de investigación, el Prof. Jacob Hanna del Departamento de Genética Molecular del Instituto Rehovot.

Si bien los embriones no resultaron en embarazos en ratones reales el método abre horizontes para estudiar cómo las células madre forman varios órganos en el embrión en desarrollo y hacer posible crecer tejidos y órganos para trasplante utilizado modelos de embriones sintéticos.

El equipo cultivó un modelo de embrión sintético a partir de células madre de ratón ingenuas que se habían cultivado durante años en una placa de Petri, sin comenzar con un óvulo fertilizado.

Los modelos sintéticos se desarrollaron normalmente hasta los 8.5 días, casi la mitad de la gestación de los ratones, que es de 20 días.

Durante dicho tiempo se desarrollaron los primeros órganos, incluyendo un corazón palpitante, circulación de células madre sanguíneas y un cerebro con pliegues bien formados, un tubo neutral y un tracto intestinal.

Los embriones sintéticos tuvieron una similitud de 95 por ciento con los naturales y los órganos vistos se mostraron con las características para ser funcionales.

Nuestro próximo desafío es entender cómo las células madre saben qué hacer, cómo se forman en los órganos y encuentran su camino a los puntos asignados dentro de un embrión”, detalló el profesor Jacob Hanna.

Se sostiene que los embriones sintéticos podrían convertirse en una fuente fiable de células, tejidos y órganos para trasplantes.

En lugar de desarrollar un protocolo diferente para cultivar cada tipo de célula, por ejemplo, las del riñón o el hígado, es posible que algún día podamos crear un modelo sintético similar a un embrión y luego aislar las células que necesitamos.”

Foto de Fuente Latina