De niños consumidores a creadores; la ventana de oportunidad en la programación y el código 
Foto de Joshua Aragon en Unsplash

La programación y el código son habilidades básicas en estos tiempos. La mayoría de los trabajos del futuro requerirá de habilidades digitales e incluso muchos empleos, como los conocemos ahora, ya no existirán.

¿Pero qué hacer para empapar a los niños y jóvenes en esto?

Para Carlos Lieja, director de BYJU’S FutureSchool en México, la clave está en transformar a los niños de consumidores a creadores de aplicaciones y páginas web.

En entrevista, Lieja explicó cómo han cambiado algunas disciplinas consideradas básicas en la historia de la humanidad.

Había que dominar (las matemáticas) a mediados del siglo pasado, luego el inglés por ser el idioma universal, ahora, sin temor a equivocarme, te digo que el lenguaje del presente más que del futuro es la programación”.

Señaló que si una niña está interesada en ballet, la programación podría potencializarla a través de la creación de una página, una app o un videojuego relacionado.

“Cuando sea un adulto, ya hiciste el impacto, ya sembraste la semilla, con un pensamiento estratégico, crítico, y así vamos a lograr mejores profesionistas”.

Y es que hay una realidad que no podemos negar. En restaurantes, hoteles, centros comerciales vemos a cientos de niños con teléfonos y tabletas en las manos, y lejos de ser un problema, podría ser una ventana de oportunidad.

Va a seguir usando el celular, las apps, pero tú las vas a crear… Jugando los niños aprenden a programar, en lugar de que pierdan el tiempo porque reciben una recompensa”.

código
Foto de Markus Spiske en Unsplash

BYJU’S FutureSchool es una rama de negocios de una compañía basada en India y que inició operaciones hace 11 años. En México está presente desde hace año y medio enfocados en clases de programación y matemáticas en vivo, con maestras expertas, con clases particulares o grupos de hasta seis menores.

Carlos Lieja consideró que los menores pueden tomar estas clases a partir de los cinco años o cuando puedan leer. Son 144 clases en tres niveles: básico, intermedio y avanzado.

“La gente tiene que entender, no es para que te conviertas en un carrera, es mucho más”.

Aseguró que los niños desarrollan lógica, secuencia, creatividad, atención, conexiones neuronales, además de potencializar su interés en páginas web, videojuegos y aplicaciones.

Subrayó que más de ocho mil niños se han inscrito a sus cursos e incluso algunos han liberado sus aplicaciones en tiendas digitales. Algunos de los temas de interés son el cuidado del agua, bullying y lenguaje de sordomudos.

Estamos construyendo porque nos toca abrazar, evangelizar, es importante, en otras culturas ya lo hicieron, en China, India, Japón y algunos estados de la Unión Americana ya es parte de la matrícula”.

En el BYJU’S Summer Camp, que inicia este 18 de julio, los niños aprenderán, diseñaran y jugarán con Minecraft.

Son cinco semanas de aprendizaje intensivo y cada viernes hay un evento al que acuden influencers de videojuegos y los niños presentan sus avances y en la última sesión juegan directamente con los expertos.

Actualmente BYJU’S FutureSchool opera en India, Estados Unidos, Canadá, Brasil, Colombia, Reino Unido, Australia, Dubai, Qatar, Colombia, México y próximamente Chile.