Crean estudiantes robot manejado por palanca de Play Station
Foto de internet

Gracias al apoyo del Consejo Zacatecano de Ciencia y Tecnología (Cozcyt), un equipo de estudiantes de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería del Instituto Politécnico Nacional Campus Zacatecas (IPN-UPIIZ), fabricaron un robot móvil teleoperado de locomoción híbrida para exploración de terrenos irregulares.

El equipo que realizó la investigación y consecuente realización del robot está conformado por Édgar Eduardo Haro Campos, Omar Moctezuma Barraza, Ulises Muro Barajas y Juan Martín del Río Chacón, bajo asesoramiento del doctor Miguel Ángel Moreno Báez y del maestro Fernando Olivera Domingo.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, el ingeniero en Mecatrónica Juan Martín del Río Chacón compartió a detalle las propiedades que dicho robot ofrece al usuario, describiéndolo como “una herramienta interactiva, práctica, didáctica, así como fácil de operar y maniobrar, ya que se puede controlar a distancia”.

banner robot movil teleoperado
Foto de Agencia Informativa Conacyt.

Así, del Río Chacón indicó que “el prototipo que nosotros hicimos sirve para alentar a la población zacatecana. Nosotros nos propusimos este reto porque tenemos la fiel convicción, así como lo ha expuesto en muchas ocasiones la doctora Gema Mercado, de que el talento está tanto en otros países como aquí en México. Nosotros siempre tuvimos su apoyo tanto económico como moral y por eso pudimos llevar a cabo este proyecto. El Cozcyt nos dio la oportunidad de hacerlo”, señaló.

Asimismo, comentó que uno de los servicios que brindará esta herramienta interactiva será el ser expuesta durante las actividades del Centro Interactivo de Ciencias Zig Zag realizadas continuamente en las comunidades de la región zacatecana, en donde niños, jóvenes y adultos podrán hacer uso del robot.

El ingeniero Juan Martín del Río describió su prototipo como un robot de movilidad bastante accesible, ya que cuenta con seis llantas de uso rudo, lo que le permite mantenerse estable e incluso rotar sobre su propio eje, girando con base en grados. Además es teleoperado, ya que puede ser controlado por el usuario incluso a una distancia de hasta 200 metros al aire libre, supera obstáculos de hasta 20.4 centímetros de altura, correspondiente a 1.7 veces la altura de las llantas, todo esto alcanzando a su vez una velocidad máxima de cinco kilómetros por hora.

La primer parte de este prototipo es el chasís, que es el armazón que sostiene un motor y la carrocería de un vehículo. El chasís está diseñado y maquinado sobre aluminio, material que cumplió con los lineamientos de masa, ya que, a diferencia de materiales más pesados como el acero, el aluminio no se oxida, es más ligero y económico; además, resulta maleable al momento de ser maquinado.

Por otro lado, Las llantas fueron obtenidas con base en un estudio de criterio de selección acerca del mejor prototipo en ámbito mecánico, por lo que se decidió por llantas de uso rudo.

Para el resto de los materiales se consideraron términos también de tipo mecánico, así como práctico. A excepción de la cámara y las llantas, cada uno de los eslabones y piezas que conforman el robot fueron maquinados en la UPIIZ, sobre aluminio traído de Aguascalientes. Para ello, fueron utilizados tornos y fresadoras de tipo RC.

En tanto, los realizadores del robot diseñaron, construyeron y llevaron a cabo las pruebas pertinentes para realizar el cerebro central que componen el robot. En ellas están distribuidos los “microcontroladores esclavos” y el “esclavo maestro”.

Para diseñarlas utilizaron un software llamado Eagle, que es el que permite diseñar tarjetas de circuito impreso. El cerebro central está compuesto por un Arduino Mega 2560.

El cerebro central envía a los microcontroladores esclavos la información a una velocidad de tiempo real por medio de un control, que a su vez realimenta motores y provoca que estos puedan responder. Así, cuando se opera el control, este envía la señal y se obtendrá una respuesta en tiempo real, y se prevenga algún daño al robot.

El grado de inclinación del control por parte del usuario es lo que indica la velocidad. El control utilizado es de un Play Station 3, lo cual genera que la secuencia de comandos sea muy intuitiva, ya que además está basada en el juego de Grand Theft Auto: San Andreas, videojuego muy popular en los años noventa 90.

Los motores son alimentados por una batería llamada NiMH de 12 voltios y 10 mil amperios por hora; mientras que los componentes electrónicos se conectan a la batería nombrada Lipo de 11.1 voltios y dos mil 700 amperios por hora.

En tanto, los sensores del robot son un sistema de geoposicionamiento global (GPS), el cual logrará que el robot se pueda ubicar desde un mapa de Google; un sistema de sensor ultrasónicos para detección de objetos, que a partir de resonancia, los objetos envían un pulso y este los recibe.

Los otros dos sensores son la cámara, y un interfaz que ayuda al usuario del robot la situación presente del mismo. Los comandos que generan esta información son los ofrecidos por la cámara y el sistema electrónico, pero esos comandos son interpretados y mostrados de una manera entendible para el usuario a través de la pantalla.

Redacción