Científico chino que modificó genéticamente a bebés podría enfrentar pena de muerte


Científico chino que modificó genéticamente a bebés podría enfrentar pena de muerte - Científico
He Jiankui. Foto de Reuters

De acuerdo con un científico británico, He Jiankui enfrenta cargos de corrupción y soborno en China, lo cual podría castigarse con la pena de muerte

He Jiankui, el científico chino responsable del nacimiento de gemelos modificados genéticamente, podría enfrentar la pena de muerte por corrupción y cargos de soborno, de acuerdo con el genetista británico Robin Lovell-Badge.

Cuando el investigador desapareció en diciembre, se sospechó que estuviera enfrentando serios problemas legales; sin embargo, Lovell-Badge dijo al diario Telegraph que su situación es aún peor de lo que se pensaba.

De acuerdo con informes, He Jiankui vive bajo vigilancia armada en un departamento estatal en Shenzhen, China.

En noviembre pasado, Lovell-Badge, del Instituto Francis Crick en Londres, organizó la Segunda Cumbre Internacional sobre la Edición del Genoma Humano en la Universidad de Hong Kong.

Al escuchar los rumores sobre el controvertido trabajo del científico y empresario de 34 años, Lovell-Badge tomó la decisión de invitarlo a la cumbre con el objetivo de, según le dijo al Telegraph, “controlara sus impulsos”.

Durante el evento, el científico chino reconoció la utilización de la herramienta de edición de genes CRISPR/Cas9 para modificar embriones humanos, que ahora son bebés gemelos.

Estas personas modificadas genéticamente, las primeras en el mundo, supuestamente son inmunes al VIH debido a la eliminación del gen CCR5, que podría hacer que sean más vulnerables a la influenza, entre otros problemas de salud conocidos y desconocidos.

Cuando habló en la cumbre, He Jiankui dijo estar orgulloso de su trabajo, a pesar de las acusaciones de que la investigación se realizó prematuramente, además de que se realizaron en secreto y no repasó los canales normales.

El Telegraph informó que científicos británicos cercanos al caso dijeron que He Jiankui podría enfrentar cargos de corrupción y soborno, mismos que conllevan a la pena de muerte en el país asiático.

Además, podría enfrentar cargos por violar las pautas de investigación establecidas, cosa que hizo cuando implantó los embriones modificados genéticamente en la madre en lugar de destruirlos, de acuerdo con la convención.

De acuerdo con el medio, en China las pautas estatales tienen el mismo peso legal que las leyes establecidas.

“Hay una investigación oficial dirigida por los ministerios de ciencia y salud. Es probable que muchas personas pierdan sus empleos, él no fue el único involucrado en esto, obviamente. Entonces, ¿cómo ha conseguido hacer todo este trabajo? Se le pueden hacer todo tipo de acusaciones de corrupción, y ser culpable de corrupción en China en estos días no es algo que desees, muchas personas han perdido la cabeza por la corrupción”, comentó Lovell-Badge al Telegraph.

El gobierno de China ha estado combatiendo la corrupción en todo el país, incluida la que se registra en la investigación científica.

A principios de 2018, el gobierno introdujo nuevas reformas, incluida la introducción de una lista de criminales, cuyos integrantes podrían ser excluidos de recibir subvenciones o puestos de investigación.

En diciembre del año pasado, China anunció que su controvertido sistema de crédito social se emplearía para atacar a los científicos que evaden las normas.

Lovell-Badge dijo que He Jiankui ha estado alojado en un apartamento desde diciembre, y que “un número considerable” de guardias armados están involucrados; no obstante, se desconoce si el científico asiático está bajo arresto domiciliario o si está siendo protegido, pues ha recibido algunas amenazas de muerte.

El investigador tenía una gran suma de dinero para financiar sus trabajos, lo que le permitió contratar técnicos y médicos.

“Aquí tienes un físico que sabe poco de biología, es muy rico, tiene un gran ego, y quiere ser el primero en hacer algo que cambiará el mundo”, comentó Lovell-Badge.

Ahora, las autoridades de China deberán determinar el grado en que estos colaboradores sabían sobre el proyecto y su ilegalidad para determinar su culpabilidad.

Con información de Telegraph y Gizmodo

He Jiankuipena de muerte