Abejas pueden sumar y restar

Abejas pueden sumar y restar - Abejas pueden sumar y restar
Foto de Wired

El estudio indicó que la cognición numérica avanzada se puede encontrar en la naturaleza entre animales no humanos

La ciencia acaba de confirmar que las abejas, esos pequeños insectos que vuelan y atemorizan a muchos, pueden hacer cálculos matemáticos básicos.

Este fue el hallazgo de un grupo de investigadores australianos y franceses, que publicaron la investigación en la revista Science Advances.

“Nuestros hallazgos sugieren que la cognición numérica avanzada se puede encontrar mucho más ampliamente en la naturaleza entre animales no humanos de lo que se sospechaba anteriormente”, dijo Adrian Dyer, investigador de la Universidad RMIT en Melbourne, Australia.

Foto de internet

 

Los investigadores diseñaron un experimento en el que las abejas pudieron resolver correctamente un problema matemático simple, restando o agregando cifras a una cantidad.

Dyer explicó que las operaciones numéricas como la suma y la resta son complejas porque requieren dos niveles de procesamiento.

“Debes ser capaz de mantener las reglas sobre la suma y la resta en tu memoria a largo plazo, mientras manipulas mentalmente un conjunto de números dados en tu memoria a corto plazo”, dijo Dyer en una declaración.

Hay “un debate considerable en torno a la capacidad de los animales para tener o aprender habilidades complejas que involucren números“, dijeron los investigadores en el estudio. Pero señalaron que la investigación en las últimas décadas ha demostrado que los bebés, algunos primates, aves e incluso arañas pueden sumar o restar. Y ahora las abejas son las que ingresaron a la lista.

Los investigadores se basaron en un estudio anterior en el que encontraron que las abejas entendían el concepto de cero.

“Dado que las abejas y los humanos están separados por más de 400 millones de años de evolución, nuestros hallazgos sugieren que la cognición numérica avanzada puede ser más accesible para los animales no humanos de lo que se sospechaba anteriormente”, concluyó el estudio.

Con información de Boston Globe

abejasmatemáticasrestassumas