Foto de archivo

Federaciones se oponen a castigo generalizado a la delegación rusa por dopaje

Las Federaciones prefirieren sancionar caso por caso, pues consideran que una sanción general es injusta para los atletas que no se doparon


Las distintas federaciones de deportes que compiten en los Juegos Olímpicos de verano dijeron que prefieren analizar caso por caso las sanciones a imponer contra los atletas rusos, en lugar de imponer una sanción general a la delegación de Rusia.

La Asociación de Federaciones Internacionales Olímpicas de Verano (ASOIF, por sus siglas en inglés) reconoció sin embargo la “gravedad y extensión de las actividades de dopaje en Rusia” detalladas en el informe McLaren.

El reporte, que acusa al Ministerio ruso de Deportes de supervisar un programa de dopaje a gran escala entre sus atletas olímpicos, enumeró 20 deportes del programa estival como implicados en la conspiración.

El ministro de deportes de Rusia, Vitaly Mutko, negó la participación de las autoridades rusas en el encubrimiento de casos de dopaje, como señala el informe, y dijo a la agencia de noticias rusa R-Sport que las acusaciones contra él son “totalmente falsas, e imposibles”.

El responsable del deporte ruso, Vitaly Mutko, negó haber encubierto el dopaje. Foto de internet
El responsable del deporte ruso, Vitaly Mutko, negó haber encubierto el dopaje. Foto de internet

La Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) pidió al Comité Olímpico Internacional que considere la suspensión de todo el equipo olímpico ruso de los Juegos de Río, una medida sin precedentes.

La junta ejecutiva del COI tenía previsto reunirse el martes en una teleconferencia para estudiar sus opciones, sin embargo, sea cual sea su decisión, se dará a conocer después de que el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, por sus siglas en inglés), dé a conocer su fallo sobre la inhabilitación que impusiera la Federación Internacional de Atletismo contra el equipo ruso para participar en Río 2016.

Asimismo, el COI se había puesto en contra de imponer una sanción general, y pidió a la WADA que “proporcione de inmediato toda la información detallada a las 20 federaciones internacionales afectadas para que puedan empezar tan pronto como sea posible a procesar los casos individuales según sus propias normas y regulaciones”.

Eso implica que, en lugar de instaurar un veto general, las federaciones podrían inhabilitar a equipos rusos de deportes concretos. Eso es lo que ha hecho la IAAF, que vetó al equipo ruso para los Juegos de 2016 tras informes previos de la AMA sobre el dopaje en Rusia.

“ASOIF respalda por completo una política de tolerancia cero para llevar ante la justicia a todos los individuos relacionados con cualquier infracción antidopaje”, indicó en un comunicado.

La posición de la asociación coincide con unas declaraciones recientes del presidente del COI, Thomas Bach, que mencionó la necesidad de alcanzar un equilibrio entre “la responsabilidad colectiva y la justicia individual”.

El informe McLaren desveló un programa estatal de dopaje que abarcó 28 deportes, en disciplinas tanto de los juegos de invierno como de verano. El programa funcionó entre 2011 de 2015.

La investigación documentó 312 casos de pruebas positivas en los que el viceministro ruso de Deportes ordenó al personal de laboratorio no informar a la WADA.  En la trama también participó el FSB, la versión actual del KGB soviético, según el reporte.

El documento también recoge más detalles sobre los cambios de muestras de dopaje para proteger a los atletas rusos dopados, entre los que habría medallistas, en los Juegos de Invierno de Sochi en 2014.

Sin embargo, pese a la presión de la WADA, es poco probable la sanción general, que afectaría a uno de los países más fuertes en los Olímpicos, y que tuviera la tercera delegación por tamaño en las pasadas Olimpiadas, con 430 atletas, y una de las naciones que más apoya al COI, un país que gastó más de 50.000 millones de dólares para organizar los Juegos de Invierno en Sochi hace sólo dos años.

“No se le puede quitar el derecho a participar en los juegos a un atleta que se ha clasificado con todas las de la ley y no ha sido hallado culpable de haberse dopado”, expresó el presidente de la federación internacional de gimnasia Bruno Grandi. “Las suspensiones generalizadas nunca han sido ni serán justas”.

Tanto si el COI pública su decisión el martes como si simplemente prepara el terreno para tomarla más tarde, el veredicto podría apelarse ante el TAS. La corte de arbitraje tenía previsto decidir el jueves sobre la sanción al equipo ruso de atletismo.

Redacción