Terrie Hall, la fumadora que combatió el tabaquismo


Foto de CDC
Foto de CDC

Terrie buscaba motivar a los adolescentes para que nunca empezaran a fumar, sosteniendo que "si no empiezas, nunca tendrás que preocuparte de dejar de fumar"


Terrie Hall era una porrista que participaba en las competencias del circuito de su escuela secundaria superior.

Su padre era fumador, y al tener más amigos que fumaban, ella comenzó a hacerlo desde los 13 años.

A lo largo de su vida, llegó a fumar hasta dos cajetillas por día y a los 25 años comenzó a sentir los efectos adversos del tabaquismo, un dolor de garganta que parecía no irse nunca.

 

En 2001, cuando tenía 40 años, Terrie recibió un diagnóstico de cáncer bucal. “Tenía una llaga en la boca y tuve que someterme a todos esos tratamientos de radiación tan duros. Fue horrible”, recordó en una entrevista.

Durante todo el tratamiento de radiación, Hall no dejó de fumar. “No pensé que tuviera que dejar de fumar. La radiación estaba eliminando el cáncer, por lo que yo podría seguir fumando”.

Ese mismo año, le diagnosticaron cáncer de garganta, momento en el que dejó el cigarro para siempre.

Los médicos se vieron obligados a extirparle la laringe, por lo que tuvo que usar una prótesis artificial para poder hablar.

“Esta es la única voz que conoce mi nieto. Lamento no poder cantarle canciones de cuna. Cuando los niños me preguntan por qué hablo así, les digo que es porque yo fumaba cigarrillos. Nunca fumen”, manifestó.

A partir de esto, Terrie trabajó incansablemente para adviertir a los jóvenes sobre los peligros y las consecuencias del consumo de tabaco.

Dedicó los últimos años de su vida para apoyar a varias organizaciones de salud y defensa de causas.

“Estoy más ocupada ahora que antes de tener cáncer”, comentó Hall durante la etapa final de su vida.

Terrie buscaba motivar a los adolescentes para que nunca empezaran a fumar, sosteniendo que “si no empiezas, nunca tendrás que preocuparte de dejar de fumar”.

En mayo del 2013, Terrie fue galardonada con el medallón de la Dirección General de Servicios de Salud de los EE. UU. Surgeon General’s Medallion, uno de los más grandes honores en salud pública.

El 16 de septiembre del 2013, Terrie murió a los 53 años de cáncer asociado al tabaquismo, luego de que el cáncer regresara en varias ocasiones desde su primer diagnóstico.

 

“Yo creo que para mí y para literalmente millones de otros estadounidenses, Terrie sirvió de imagen de las 440 000 personas que mueren por el tabaquismo anualmente en los EE. UU.”, dijo el director de los CDC Tom Frieden.

Este jueves 31 de mayo, se conmemora el Día Mundial Sin Tabaco, establecido por la Organización Mundial de la salud.

Este año el lema es: “Tabaco y cardiopatías”, con lo que se busca llamar la atención sobre esos temas y otras enfermedades cardiovasculares, entre ellas el accidente cerebrovascular, así como intentar posibles medidas y acciones que destinatarios importantes, como gobiernos y público en general, pueden adoptar para reducir los riesgos para la salud causados por el consumo de tabaco.

El Día Mundial Sin Tabaco 2018 coincide con una serie de iniciativas y oportunidades a nivel internacional para disminuir la epidemia de tabaquismo y sus repercusiones en la salud pública, que son, además de un gran número de muertes, el sufrimiento de millones de personas en todo el mundo.

cigarrosfumaromstabaquismoTerrie Hall
  1. Foto de internet

    Un día como hoy

    Estos son algunos de los hechos más importantes ocurridos en México y el mundo a lo largo de la historia en un día como hoy, 16 de agosto

    Continuar leyendo