Siete factores que reducen la inteligencia
Foto de archivo

El coeficiente intelectual es un índice para calcular el valor de la inteligencia, este puede variar de acuerdo a cada persona y conforme va avanzando su edad, por lo que se puede incrementar o mantener en condición, sobre todo realizando ejercicios mentales.

Sin embargo no siempre basta con hacer una sopa de letras o un sudoku para mantener la inteligencia activa, la dieta, el estilo de vida y hasta el realizar demasiadas tareas al mismo tiempo pueden mermar la capacidad intelectual.

A continuación le presento 7 acciones que reducen o afectan seriamente el coeficiente intelectual.

Dieta

Las comidas con alto contenido graso afectan la actividad cerebral, ya que estropean la función de la dopamina, el neurotransmisor encargado de producir la motivación. Además que estudios demuestran que las dietas ricas en grasa también afectan la capacidad de reacción, así como la memoria y provocan depresión.

comida calorías
Foto de El País

Las multitareas

Aunque se tiene la idea de que el cerebro es capaz de hacer varias cosas al mismo, lo cierto es que este órgano solo puede realizar una cosa a la vez, pero hace el cambio de tarea con tal rapidez que da la sensación a las personas de “hacer muchas cosas al mismo tiempo”, explica el experto en neurociencia del Instituto Tecnológico de Massachusetts, Earl Miller.

Foto de healthydunia.com

Al hacer estos cambios tan rápido se gasta más glucosa, la fuente de energía del cerebro, además que se reduce el CI, ya que al realizar varias tareas, se impide la generación de pensamientos profundos, además que los pensamientos se vuelven menos recientes y más superficiales, así es como no nos mantenemos enfocados en ninguna de las tareas realizadas.

La tecnología

Es cierto que las nuevas tecnologías nos ahorran mucho tiempo y esfuerzo, pero también afceta a la memoria, ya que poco a poco se van delegando más almacenamiento de información a dispositivos electrónicos como smartphones o computadoras.

 Foto de Bidness Etc
Foto de Bidness Etc

Lo que produce que retengamos menos información y por menos tiempo, ya que ahora cuando se desea consultar información, basta con entrar a un buscador y poner una referencia que nos lleve a lo buscado, en lugar de recordar nombres, fechas y demás datos para buscarlos directamente.

Un estudio de Microsoft descubrió que la capacidad de prestar atención se ha reducido en los últimos 15 años, de pasar 12 segundos en promedio prestando atención, a solo 8 segundos.

Abuso de fructosa

Un estudio de la Universidad de Los Ángeles, en 2012, demostró que el consumo de demasiada fructosa, azúcar simple presente en las frutas, vegetales y miel, también aletarga el cerebro, ya que disminuye la capacidad de la insulina para ayudar a las células cerebrales en convertir esta azúcar en glucosa.

Frutas y verduras estimulan antojo de comida chatarra
Foto de archivo

Sin embargo esto se puede equilibrar si se consume Omega-3, ácido graso presente en el pescado y algunas semillas, el cual reduce el daño causado a la sinapsis por el exceso de fructosa

La televisión

Quizá muchos padres coincidirán en este punto, al decir que la televisión puede afectar la inteligencia. Lo cual fue comprobado por el psicólogo Markus Appel, quien realizó un estudio en el que mostró a 81 participantes un supuesto reality show sobre un atleta, tras mostrar este programa aplicó un examen de conocimientos.

Foto de centropolitico.org
Foto de centropolitico.org

Aquellos que vieron la televisión antes de contestar el examen, tuvieron más errores que aquellos que no vieron el programa, esto se debe a que al recibir información reciente, esta se queda presente de forma consciente, por lo que el cerebro queda predispuesto con esta información.

Cambios en los horarios de sueño

Modificar los horarios para dormir o tratar de adecuar el tiempo de sueño a los horarios de otro país y la interrupción regular del sueño afectan el ritmo circadiano, el que nos indica cuando es hora de dormir porque es de noche o de día, lo cual afecta a la memoria y al nacimiento de nuevas neuronas.

Foto de archivo
Foto de archivo

Mascar chicle

Aunque se tenía la idea de que masticar chicle ayudaba a aumentar el flujo de sangre en el cerebro, una teoría reciente apunta que masticar chicle por varias horas aumenta los problemas de distracción, sobre todo al hacer tareas que requieren memoria a corto plazo.

Foto de internet

Con información de The Telegraph