La evolución del Aquafitness

La evolución del Aquafitness

El Aquafitness es un deporte recomendado para personas que padezcan artrosis, fibromialgia y osteoporosis

Por Tomás Weimar

Entrenador Personal

@tomasweimar

 

El Aquafitness es un deporte que combina los beneficios del aeróbicos y la natación.

Los ejercicios aeróbicos a la larga terminan afectando a las articulaciones y a la columna vertebral debido al impacto de los giros, saltos y rebotes. Para que estos movimientos no fueran tan bruscos se creó el Aquafitness, de esta manera no se sobre cargan ni los tobillos, ni las rodillas, ni las caderas.

Se usan accesorios complementarios como por ejemplo mancuernas, manoplas de neopreno, tobilleras y largos cilindros de huleespuma que ofrecen resistencia al hundirlos. Estos últimos son los mismos que utilizan los niños en las piscinas para jugar y son llamados en algunos lugares tallarines.

Debe practicarse en agua templada, ya que si el agua está fría puede provocar dificultades respiratorias y si esta caliente puede causar mareos y agotamiento.

Sin embargo el Aquafitness no es el aérobic trasladado a una piscina sino que va mucho más allá: mantenerse a flote, desplazarse por la superficie, estirar los músculos ayudándose de las paredes de la piscina o sumergirse en el agua son ejercicios habituales.

Respecto a la natación se está demostrando que el Aquafitness puede tener mejores beneficios ya que muchas de las personas que practican la natación son incapaces de mantener una nado apropiado en cuanto a duración e intensidad, además la repetición de los mismos movimientos sobrecarga las zonas musculares y tampoco es un deporte muy sociable. Por esto, en las sesiones de Aquafitness se trabaja en grupo utilizando ejercicios variados y de gran amplitud, aptos para todo tipos de personas.

Es una actividad  que mezcla una repetición de movimientos con la música dentro de la alberca. Esta actividad se realiza en grupo, por lo que es muy divertida.

El Aquafitness contiene una serie de pasos, como por ejemplo: marcha, squat, elevación de rodillas o talones, patadas, saltos… pues en el interior del agua se hacen los mismos, pero se les añade flotación y algunos ejercicios de natación.

Al igual que la modalidad de ejercicios aeróbicos en el exterior de la alberca, también se trabajan diferentes tipos de desplazamientos, cambios de dirección, diversos tiempos, variaciones en las repeticiones y la combinación de unas y otras partes del cuerpo.

El Aquafitness es un deporte recomendado para personas que padezcan artrosis, fibromialgia, osteoporosis, etc.

¿Cuál es el obejtivo del  Aquafitness?

El objetivo del Aquafitness puede variar en función de la sesión que se realice, ya que cada una de ellas puede tener un objetivo diferente, es decir, el Instructor es el que se encarga de realizar la sesión teniendo en cuenta unos objetivos específicos para la misma. Un día puede desarrollar la fuerza y otro puede querer mejorar la capacidad aeróbica con movimientos más rápidos y coordinados. En cambio también existe la combinación de ambos, por lo que será una clase más completa. Estos objetivos estarán dentro de una planificación y estarán programados y adaptados a las necesidades del grupo asistente.

Beneficios:

El Aquafitness aporta tanto beneficios físicos como psicológicos:1

  • Favorece la circulación sanguínea.
  • Mejora la capacidad respiratoria.
  • Disminuye la frecuencia cardiaca en reposo.
  • Mejora la actividad de las articulaciones y el tono muscular.
  • Elimina la grasa y previene la obesidad.
  • Mejora los reflejos y la coordinación.
  • Previene ante enfermedades coronarias y el dolor de espalda.
  • Combate la osteoporosis.
  • Tiene efectos tranquilizantes, reduce el estrés.
  • Mejora el humor.
  • Aumenta la vitalidad.
  • Favorece y mejora la autoestima.

La actividad aeróbica siempre ha estado relacionada con la pérdida de grasa, pero los últimos estudios, demuestran que la mejor forma de perderla y adelgazar es trabajando la fuerza. Sea cual sea la mejor manera de prevenir la obesidad o eliminarla, se consigue con el Aquafitness, pues mezcla el trabajo aeróbico con el de la fuerza, consiguiendo de ambas formas el objetivo final.

La realización de Aquafitness provoca una mejora de la coordinación, pues es un requisito indispensable la combinación de unos movimientos con otros y de diferentes partes del cuerpo a la vez para realizar la coreografía perfecta.

El agua ofrece resistencia a los movimientos de las personas que participan en la actividad, por lo que hay que luchar contra ella. A esto hay que sumarle que todos los participantes empujan gran cantidad de agua de un lado al otro al moverse y desplazarse, por lo que la fuerza necesaria para vencer la resistencia es mucho mayor. Este control del cuerpo está relacionado con el equilibrio, por lo que fomenta una mejoría del mismo tanto estático como dinámico.

¿Quién puede realizar el Aquafitness?

Todas las personas pueden realizarlo, pues es una actividad que no afecta a las articulaciones ni a la columna vertebral, ya que, al ser dentro del agua, no hay impactos ni rebotes, lo que no provoca dolores de rodillas, tobillos o cadera.

Además está recomendada para personas de la tercera edad o que tengan artritis, artrosis, obesidad, osteoporosis, fibromialgia.

No es necesario que las personas sepan nadar. Sí es cierto que pueden tener algunas limitaciones al hacer algunos ejercicios, pero gracias a la creatividad y opciones del Instructor, estos ejercicios serán adaptados para este tipo de alumnos.

 

Nos leemos la próxima semana.

 

 

 

 

 

 

 

 

AquafitnessTomás Weimar

Menú de accesibilidad