Príncipe Harry convive con fanáticos que se dieron cita en el castillo de Windsor

Príncipe Harry convive con fanáticos que se dieron cita en el castillo de Windsor - Foto de AP
Foto de AP

Este viernes, el príncipe Harry convivió con cientos de fanáticos que se han dado cita para felicitar y ser testigos de su enlace matrimonial

Miles de entusiastas llegaron el viernes a Windsor en medio de los preparativos finales para la boda, que ha atraído a simpatizantes de la realeza y medios internacionales a este pueblo con castillo y residencia real a 40 kilómetros (25 millas) al oeste de Londres.

Se han colocado banderas británicas, barricadas y patrullas de policía mientras que los fans ya están acampando para tener la mejor vista de la procesión con carruaje del sábado.

Enrique y el príncipe Guillermo, su hermano y padrino, encantaron a los admiradores cuando salieron del castillo de Windsor el viernes por la tarde para saludar a los congregados para felicitarlos.

Foto de AP

Si Enrique está nervioso no lo mostró. El príncipe sonriente puso sus pulgares hacia arriba y dijo “genial, gracias” cuando alguien le preguntó cómo se estaba sintiendo en la víspera de su boda. El príncipe de 33 años aceptó un oso de peluche de regalo y habló con gente de Gran Bretaña, Estados Unidos, Canadá y otras partes del mundo.

Decenas de miles de espectadores, incluyendo muchos estadounidenses que han ido a apoyar a Markle, quien nació en California, se esperan en Windsor para encender la atmósfera real. La policía británica dijo que se les aplicará revisiones de seguridad como en los aeropuertos. También se han colocado barricadas de metal para impedir ataques con vehículos como los que provocaron la muerte de varias personas en puentes de Londres y Westminster el año pasado.

De igual manera estará presente la policía montada y habrá perros entrenados. A los espectadores se les ha pedido no arrojar confeti cuando los recién casados pasen por el pueblo en su carruaje el sábado.

“Es un potencial riesgo de seguridad y ¡es difícil de limpiar!”, dijo la policía del Valle del Támesis.

Foto de AP

El palacio de Buckingham también anunció que el esposo de la reina Isabel II, el duque de Edimburgo, asistirá a la boda real a pocas semanas de que le realizaran una operación para reemplazarle la cadera. El abuelo de 96 años de Enrique se ha retirado casi por completo de los compromisos públicos y hasta hace poco se desconocía si asistiría a la ceremonia.

La madre de Markle, Doria Ragland, voló a Inglaterra desde su casa en California esta semana y el viernes tomó el té con la reina en el castillo de Windsor. Fue su primer encuentro con la jefa de Estado que formará parte de su familia política.

Con información de AP

boda realHarrywilliam